Noticias

Periodista en Gaza: “Trabajo duro para manejar mis propios sentimientos y no perder el rigor”

Por @cdperiodismo

Publicado el 10 de agosto del 2014

Cuando se siente abrumado con su trabajo, una llamada telefónica de Alaa, su esposa, puede cambiarlo todo. Fares Akram es un periodista palestino que trabaja como corresponsal para The New York Times en la franja de Gaza, donde vive con su familia.

Entrevistado por NYT, admitió que en los últimos días –luego de más de tres semanas de coberturas–cuando ve el nombre de su esposa en la pantalla del móvil tiene miedo. Espera lo peor. Piensa en sus hijas de 5 y 3 años. Piensa en su madre y hermanos. Akram Al-Ghoul, su padre, murió en 2009 en medio de un ataque aéreo de la Operación Plomo Fundido.

“Es diferente de informar desde Gaza cuando usted es un palestino que vive allí“, dice el periodista que usa Twitter para comunicar desde la zona de fuego, donde hasta el momento han muerto 13 informadores.

“Mis colegas Steven Erlanger, Anne Barnard y Ben Hubbard han estado trabajando en turnos para cubrir la operación y Jodi Rudoren, el jefe de la oficina de Jerusalén, está aquí ahora. Vienen por algunos días, saben cuándo van a salir, mientras yo me quedo aquí a la espera de que la guerra termine”, comenta, y remarca que la historia de Gaza es su historia también.

LA LUCHA DEL REPORTERO

“Trabajo duro para manejar mis propios sentimientos y experiencias”, reconoce, tras asegurar que busca mantener la imparcialidad y el rigor como reportero. Él, al igual que los habitantes de Gaza, busca un lugar seguro. Se trata de sobrevivir.

“Como padre, yo siempre estoy pensando en mis niñas. Siempre estoy preocupado, tomando medidas para tratar de que estén en lugares seguros”, dice.  A veces se quedan en casa, otras van a la casa de la familia de su esposa. Se mueven en función a las amenazas potenciales.  Cada viaje es riesgoso. Ha visto morir a una familia por el impacto de un proyectil. Sintió tan cerca la explosión que solo recuerda una nube de polvo, el sonido de la metralla, un intenso dolor de cabaza.

La información se hace cada vez más difícil. Por motivos de seguridad, a veces no encuentra declaraciones de ambas partes. Fares Akram se mueve con cuidado y dice que las treguas son un respiro y casi una esperanza. Aprovecha el tiempo para pasear con su familia.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

5 razones por las que recordarás a tu ‘detestable’ editor

Hizo tu vida un infierno y también te hizo mejor persona.

01-06-14

EE.UU. incluye a periodista de Al Jazeera en lista de terroristas de Al Qaeda

El gobierno de Estados Unidos habría incluido a un periodista del grupo mediático Al Jazeera como miembro de la agrupación terrorista Al Qaeda. Así lo revela un documento “top secret” de la inteligencia estadounidense.

08-05-15

Periodista española informa clandestinamente desde Siria

La periodista española de Periodismo Humano Mónica G. Prieto arriesga su vida e informa clandestinamente sobre la situación que se vive en Siria, país cuyas fuerzas del orden han asesinado a miles de civiles y rebeldes desde el levantamiento contra el régimen de Bashar al Asad.

07-01-12

COMENTARIOS