Noticias

Las redes sociales, los mejores aliados de los periodistas despedidos de El País

Por Elena Miranda

Publicado el 12 de noviembre del 2012

Blog de los periodistas de El País

 

Los despidos de trabajadores, sobre todo cuando son masivos, son un tema constante en la cobertura periodística, uno de los tantos que tratamos y que a los pocos días ya ni recordamos. Pero, ¿qué pasa cuando presientes que, tal vez, la última noticia que contarás será la de tu propio despido? Esto les ha pasado a los periodistas del diario El País, quienes en las últimas semanas han escrito sobre algo que ya se veía venir, sobre lo que hicieron para evitarlo, sobre las batallas que ganaron y las batallas que perdieron dentro y fuera de la redacción.

En esta historia, los periodistas tuvieron en Internet a un gran aliado para dar a conocer al mundo lo que pasaba más allá de las páginas de unos de los diarios más importantes de habla hispana: sus reclamos y denuncias, sus huelgas, sus temores acerca de su presente y su futuro. Las redes sociales, sobre todo Twitter (@comite_elpais), fueron la plataforma ideal para compartir vivencias que han acercado a los periodistas a las personas comunes y corrientes, a aquellas personas que alguna vez fueron despedidas.

A través del hashtag #ElPaístedespide pudimos conocer minuto a minuto lo que estaba pasando con esos hombres y mujeres que escribían para nosotros y por nosotros, sus lectores. El 10 de noviembre, día de los despidos, se convirtió en trending topic. Con el hashtag #NoalEREdeElPais supimos lo que representaba el maldito ERE (Expediente de Regulación de Empleo) en España. Mira el storify del diario El Tiempo.

Twitter también ha servido para generar un debate no solo de la situación de El País, sino de la crisis que atraviesan muchos diarios dentro y fuera de España y de lo que está pasando con el periodismo. Algo destacable es que de los comentarios y análisis que circularon a través de esta red social surgieron inquietudes que fueron el punto de partida de diversas investigaciones sobre los directivos del diario español por parte de otros periodistas y medios de comunicación.

Gracias a la información que circuló en las redes sociales fue posible desnudar a El País, que dejó de ser una vaca sagrada, para que todo el mundo viera sus cuentas, los sueldos de sus directivos, sus pérdidas, sus ganancias, sus fortalezas y debilidades, lo que hizo, lo que no hizo. También nos sirvió para desnudar moralmente a sus directivos, como Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo del Grupo Prisa, pues cada palabra que decían para justificar lo injustificable nos mostraba cómo eran realmente.

Hasta hace algunos años era impensable que el despido de periodistas se convirtiera en noticia, a menos que fueran muy conocidos y que hubiera de por medio algún escándalo político o de otro tipo. Cuando a un  periodista lo despedían injustamente, su despido y los entretelones del caso se limitaban al círculo de sus colegas del lugar de trabajo y de otros medios. Ahora, con las redes sociales, la historia del despido de uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis…129 periodistas puede viralizarse en cuestión de horas, se quiera o no. Y la historia de una despedida también.

Antes, cuando éramos despedidos, los periodistas lo asumíamos como algo que suele pasar en el oficio. Hoy, si queremos, a través de las redes sociales, podemos contarle al mundo que hemos sido despedidos injustamente y generar una reacción en cadena sobre el tema, algo que no nos devolverá el empleo, pero que nos hará sentir mejor y dará pie al análisis, la reflexión, la solidaridad, la indignación.

La historia no ha terminado con el envío por email de la carta de despido a los 129 periodistas de El País, el 10 de noviembre, pues el Grupo Prisa ha anunciado un total de 466 despidos. Por lo pronto, la actuación de los directivos de este diario ha convertido el email en un arma de doble filo, pues solo abrir un correo electrónico puede cambiar la vida de un periodista.

 

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Solo queda un periodista extranjero oficial en Yemen

Adam Baron es un periodista freelance que ha cubierto desde hace tres años el territorio de Yemen, y hace poco fue deportado, confirma The Huffington Post con datos de McClatchy, una cadena de periódicos para la que colaboraba el colega.

09-05-14

Reflexiones sobre Periodismo, lo que dejó 2010 y lo que se viene en 2011

Hasta que llegó el día, tras varios emails, mensajes en Twitter y Facebook, Gtalk, cafés y llamadas telefónicas. Ya está para su descarga  Reflexiones sobre Periodismo, lo que dejó 2010 y lo que se viene en 2011, el primer ebook de una serie que publicará Clases de Periodismo en 2011. En esta ocasión participan destacados […]

30-12-10

Greenpeace contrata equipo de periodistas de investigación

Greenpeace contrató a un equipo de periodistas de investigación como parte de sus planes para hacer investigaciones sobre uno de los tres pilares de su campaña ambiental.

10-09-15

COMENTARIOS