Noticias

Aficionados dan razones para seguir usando las máquinas de escribir

Por Elena Miranda

Publicado el 26 de noviembre del 2012

Son prácticas, permiten escribir sin distracciones, no necesitan electricidad, son una fuente de arte y su tipo de letra es elegante. Estas son algunas de las razones que dan escritores y aficionados para seguir usando las máquinas de escribir.

Un artículo de Gerry Holt, periodista de la BBC Mundo, recoge cinco razones para usar la máquina de escribir entre quienes se resisten a recurrir a una computadora.

1. Practicidad: La gente las usa porque funcionan y pueden ver sus errores sobre el papel.

2. Sin distracciones: No hay Internet, ni correo electrónico, ni Google ni nada que pueda causar distracción al escribir.

3. Funcionan sin electricidad: Son vitales en las ciudades donde el suministro de electricidad es irregular.

4. Razones estéticas: Algunos las consideran como una fuente de arte o como objetos decorativos.

5. La moda retro: Su tipo de letra es considerado elegante para invitaciones de boda, entre otros eventos.

Los amantes de estos aparatos pueden visitar el sitio web Portable Type Writersun museo virtual de máquinas de escribir portátiles que dirige el periodista y coleccionista Richard Milton.

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Una bella máquina de escribir digital

Las máquinas de escribir también se pueden reinventar. Así lo demuestra el ‘Hemingwrite’, un dispositivo que presenta un estilo retro que permite disfrutar una experiencia de escritura libre de distracciones que te volverá muy productivo.

24-10-14

La máquina de escribir de House of Cards

Los fanáticos de House of Cards, la serie estrella de Netflix que estrenó su segunda temporada el 14 de febrero, posiblemente ya devoraron los 13 capítulos de la serie que aborda la política en Washington de una manera descarnada.

16-02-14

Triste noticia: No se producirán más máquinas de escribir en el Reino Unido

La compañía Brother produjo la última máquina de escribir en el Reino Unido, luego de crear casi 6 millones de estas en su fábrica de Wrexham, Gales, que funcionaba desde 1985.

20-11-12

COMENTARIOS