Claves

Lo que pueden aprender los periodistas del escritor de “Toy Story” y “WALL-E”

Por @cdperiodismo

Publicado el 09 de mayo del 2015

Pese a que son ficción, las historias animadas llevadas al cine han cambiado su esquema y han logrado ser extremadamente exitosas. Incluso su modelo ha cambiado para enganchar a la gente de una manera diferente, lo cual debe analizar el periodismo para que sus historias, de la extensión que sean, resulten atractivas y leídas.

Un líder en la industria es Andrew Stanton, escritor de larga trayectoria, quien en una presentación de TED compartió sus claves para contar buenas historias sobre la base de su experiencia produciendo obras como las que mencionamos en el titular.

En opinión de Stanton, la narración es contar chistes. “Es conocer tu remate, tu final, saber que todo lo que uno dice, desde la primera a la última frase, conduce a una meta, y, de ser posible, confirmar alguna verdad que profundiza nuestra comprensión de lo que somos como humanos”, refirió.

“Nos encantan las historias. Nacimos para esto. Las historias afirman quiénes somos. Todos queremos confirmar que nuestras vidas tienen sentido. Y nada nos reafirma más que conectarnos mediante historias. Porque pueden atravesar las barreras del tiempo: pasado, presente y futuro; y nos permiten experimentar las similitudes entre nosotros y con los demás, reales e imaginarias“, expresó el escritor.

AQUÍ LAS CLAVES:

1.  “Haz que me importe”. En lo emocional, intelectual, estético, haz que la narración me importe, dice Stanton.

2. La historia al principio debe prometer que conducirá a algo que vale nuestro tiempo. Esto se puede hacer de infinidad de maneras. A veces es tan simple como “Érase una vez…” Es como una invitación alrededor de una fogata, o alguien en un bar que dice: “Ven, te contaré una historia. No me pasó a mí, le pasó a otra persona, pero será tiempo bien invertido”. Una promesa bien contada es como una piedra cargada en una honda y expulsada hacia adelante en la historia hasta el final.

3. La narrativa sin diálogo. Es la forma más pura de la narración cinematográfica. Es el enfoque que lo abarca todo. Hemos nacido para resolver problemas. Nos vemos obligados a concluir y a deducir, porque eso hacemos en la vida real. Es esta falta de información bien organizada lo que nos atrae. Hay una razón por la que nos atraen los niños y los cachorros. No es sólo porque son tan lindos, sino porque no pueden expresar plenamente lo que piensan y cuáles son sus intenciones. Eso es como un imán. No podemos evitar el querer terminar la frase y llenar los huecos.

4. Hagan que la audiencia ate cabos. No les den cuatro; ofrezcan dos más dos. Los elementos provistos y el orden de aparición son cruciales para el éxito o el fracaso de la participación del público. Los editores y guionistas siempre lo han sabido. Es la aplicación invisible que mantiene nuestra atención en la historia.

5. Al contar una historia, ¿construyeron la anticipación? En el corto plazo, ¿me han hecho querer saber qué pasará después? Pero, aún más importante, ¿me han hecho querer saber cómo va a terminar todo en el largo plazo? ¿Han construido conflictos auténticos con verdades que creen dudas sobre el posible resultado? Un ejemplo en “Buscando a Nemo”, de breve tensión, que siempre nos preocupaba, ¿haría la memoria de corto plazo de Dory que se olvide de lo que le dijo Marlin? Y eso con una base de tensión general: ¿encontraremos a Nemo en este inmenso y vasto océano?

6. Cuando tenía cinco años, me presentaron el que quizá sea el ingrediente más importante que debe tener una historia pero al que se recurre poco. El ingrediente secreto: recurrir a la maravilla. La maravilla es honesta y totalmente inocente. No se la puede evocar artificialmente. Para mí, no hay una mayor capacidad que el don de que otro ser humano te provoque esa sensación; de mantenerlos en suspenso por un breve momento del día y hacer que se entreguen a la maravilla. Cuando ocurre, la afirmación de estar vivo, impregna cada célula. Las mejores historias inspiran asombro.

7. Y esta es la primera lección que aprendí de las historias: Usa lo que sabes. Crea a partir de eso. No siempre significa un argumento o hecho. Significa capturar una verdad de tu experiencia y expresar los valores que uno siente en la fibra íntima.

EL VIDEO:

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

“Hacer mal periodismo nos pone en la mira de todo”

“El periodismo es una vocación. Para ser periodista hay que tener vocación de servicio. Lo veo como el trabajo de un bombero. Se arriesga, pero alguien tiene que hacerlo”, dijo Daniela Pastrana durante el Congreso Itinerante de Periodismo Digital “Nomádas”, en Puebla, México.

27-08-13

Un líder del Ku Klux Klan amenaza con quemar a periodista afroamericana en plena entrevista

Preocupante. Un líder de un grupo del KKK (Ku Klux Klan) amenazó con quemar a la periodista afroamericana colombiana Ilia Calderón.

17-08-17

Uganda: diario roba historia de periodista para difundir odio a la comunidad LGTB

El periodista Denver David Robinson asegura que un periódico de Uganda robó su proyecto en The Advocate para generar odio a la comunidad gay.

17-03-14

COMENTARIOS