Herramientas

Fuguet

Por Esther Vargas

Publicado el 26 de Julio del 2008

Alberto Fuguet es un muy conocido periodista, escritor y cineasta chileno. En la década de los 90 llamó la atención por su oposición al realismo mágico latinoamericano. Cansado de “tucanes parlantes y de abuelitas volando”, Fuguet apostó por mirar su ciudad y su país. Apostó por una literatura real y urbana (o callejera, si quieren). parlantes y abuelitas volando” (imagen que tienen los extranjeros acerca de la literatura del cono sur del continente), sino de una realidad más fuerte que ha tratado de plasmar en sus textos.
Sobredosis, Mala Onda, Tinta Roja y Por favor, rebobinar son algunos de los títulos que llegaron a mis manos hace mucho. De Tinta Roja se hizo una película. ¿La recuerdan?
Fuguet está en Lima, con motivo de la Feria Internacional del Libro. Apuntes autistas se llama su último libro. Acabo de empezar a leerlo y ya me gusta, por lo que me atrevo a recomendarlo sin haberlo terminado.
Este mediodía en Ksa Tomada, Fuguet –blogger que no admite comentarios– se reencontró con sus lectores, habló de sus libros, de sus películas, de sus frustraciones, y firmó libros. Yo estuve allí, tomando un café y apuntando en una libretita. Aquí algunas de sus frases:
-He encontrado mucho optimismo en Lima. Los limeños me dicen: ‘mira como está creciendo Lima’. Hay mucha alegría, optimismo, buena vibra.
-Fui a Polvos Azules. Volveré porque estuve poco tiempo y quiero ver más. Me sentí algo culpable de comprar piratería, pero los piratas son creativos. Si no fuera por los piratas, no tendría tantos espectadores. (Fuguet ha dirigido Se arrienda. Según entendí, la versión pirateada ya está en Polvos).
-Gabo no tiene la decencia de llamar a nadie por teléfono. (En Gabo y yo: un largo y sinuoso camino, texto del libro Apuntes autistas, Fuguet cuenta su relación con García Márquez. Se trata de un texto de colección sobre los entretelones de McOndo, Macondo, y un amor que se da una segunda oportunidad).
-Realismo mágico es también una apuesta gastronómica y turística.
-Mi blog no admite comentarios. Me cansé de filtrar entre aquellos que ingresan a tu blog para insultarte, y los otros que te alaban hasta abochornarte. Por eso, decidí que nada de comentarios.
-Donoso me expulsó del taller literario que dirigía. Decía que me faltaba leer los libros que él había leído, que yo no había vivido en una casa grande, llena de tías y con servicio doméstico.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

COMENTARIOS