The New Yorker

Las ilustraciones del The New Yorker no se salvan del verificador de datos

  • Pin It

Rigor en todo. Como debe de ser. La revista The New Yorker conocida  por su rigurosa comprobación de los hechos (cita, detalle, atribución) cuenta en una nota que sus ilustraciones también pasan por el ojo del ‘fact checker‘ o verificador de datos.

El verificador de datos es una persona que se ocupa de comprobar la verosimilitud de lo que se publica en un periódico o revista. La principal ocupación de un verificador es cerciorarse de lo que ha escrito el periodista tiene un respaldo documental o testimonios de personas que acrediten que lo que aparece en el artículo podría pasar con éxito la prueba de una demanda en un tribunal de justicia (ver aquí)

Y nos muestra ejemplos. En este caso Leo Cullum tuvo que modificar la siguiente caricatura, no porque los perros no llevaran trajes, sino porque los botones estaban en el lado equivocado.

En tanto, hay historietas que no han sido publicadas. Un gráfico de Jack Ziegler hablaba de un lugar que separaba New York de Connecticut. Ese hecho no era cierto. Para evitar confusiones, no fue aprobado.

La historia completa aquí
Y no se pierdan este clásico:

Young

View more documents from Esther Vargas



Leave A Comment