Herramientas

Cuando la información deja de ser un producto para ser una comunidad

Por Carolina Hernández Cufré

Publicado el 30 de Diciembre del 2012

Instancia de Circulación

Informacion-comunidad

Uno de los hechos más importantes que  hacen que los usuarios se conviertan en prosumidores es cuando participan activamente en la réplica de la información que se haya generado, es decir su circulación. Aunque el modo de difusión de las notas publicadas en el tipo de sitios analizados (post anterior)  no deja de ser similar al de los demás medios digitales, en los que se han registrado, se encuentran otros tipos de incentivos y funcionalidades a la hora de compartir.

En ellos se alienta enérgicamente a la participación en cuanto a comentarios, valoración de notas, votos en estrellas, réplicas en otros medios y redes sociales.

¿Para qué sirven?

En el caso de Bottup, en primera instancia se invita a valorar en estrellas del 1 al 5 lo que se encuentra publicado. Luego hay dispuestos accesos directos de links Me Gusta de Facebook, Más de Google +, Retweet de Twitter.

Finalmente, bajo el mensaje “Por favor escribe un comentario” y una plantilla de emoticones solicita: “Escribe sobre el tema del que se trata la noticia. No hagas SPAM- Evita insultos o lenguaje soez.”

Un modo de circulación de información a través de sus redes es el caso ya citado de Elogio a la sanidad pública- Elogio de la sanidad pública | Denuncia donde los mismos ciudadanos desde Twitter incluyeron información para avalar lo que el autor de la noticia estaba denunciando. Sumaron un caso de negligencia médica en del mismo hospital que se nombraba en la nota. Con la herramienta Storify[1], que es una red que puede nuclear todo lo dicho al respecto de una palabra clave en los últimos días en Internet, se reconoció que había muchas más gente que evidenciaba y replicaba demás hechos similares. Así, el apoyo o la masividad del reclamo se hizo causa común en pos de elevar un reclamo al sistema de salud estatal de España.

Por su parte Ziudad convoca a apoyar o rechazar los zumbidos que se hayan generado. Así se aumenta para o disminuye el nivel de ruido que puedan lograr y, como se enunció en el capítulo anterior, el medio así puede solicitar una respuesta al ayuntamiento o a una empresa determinada.

“Sé el primero de tus amigos al que le guste esto” anima el sitio para usar la herramienta “Me gusta” de Facebook, así también para “tuitearlo”, “menearlo” en el sitio de micro noticias “Meneame” o enviarlo vía Mail.

Sin títulolzDe esta forma el mensaje se hace más masivo y logra obtener una respuesta. Un ejemplo de circulación y contestación es el caso de este zumbido de propuesta antes mencionada anteriormente: Madrid, Ampliar también horario servicios de la administración pública El municipio hace eco de la propuesta y responde a la ciudadana al respecto.

 

 

 

Sin títuloh

 

Mendoza Opina también incita a que se recomiende en Facebook lo que aparece en el sitio, al igual que en Twitter y Google +. Pero en este caso no permite que se realicen comentarios dentro del sitio, sino que es necesario tener una cuenta con sesión iniciada en Facebook para dejar un escribir lo que se desee. Este modo de participación hace que lo que haya comentado el usuario aparezca como “Noticia” en el inicio de esa red social y quede fijada en su propia Biografía o Perfil. Como en el caso del usuario Mario Gaiman que al comentar una nota sobre el aumento de precio en la canasta básica de alimentos en Argentina, lo publica a su vez en su espacio de Facebook y allí suma al debate a los lectores de Mendoza Opina, pero también a sus contactos de esta red social.

Finalmente, Letra Compartida hace una conjunción de todos los elementos de participación de tipo viral que las redes permiten. Suma los comentarios desde la red Facebook, las réplicas de Twitter y Google + y las observaciones en el espacio especial de comentarios de la página en el que se suma la herramienta para calificar de positiva o negativa alguna acotación hecha por otro usuario.

Sin títulolc

Un caso de gran retroalimentación entre el medio, el prosumidor de una nota y los lectores, también prosumidores, es la convocatoria a participar de la colecta de tapitas anteriormente citada. En ella hubo más de 6.000 visitas, que para un medio de no tanta masividad en La Plata como “El Día” u “Hoy”, es un número considerable. A su vez recibió 9 comentarios dentro de la página donde se demuestra interés en la colecta y se consulta cómo ayudar. Además, fue compartida 82 veces en Facebook y comentada desde ese mismo medio, incluso hasta dos años después de la publicación acerca de cómo continuar ayudando siguió recibiendo consultas.

La participación del mismo medio de comunicación se repite debajo cada comentario. Y se les brinda nueva información posible acerca de dónde pueden hacer nuevas donaciones en distintos puntos del país.

Así, en cada caso se da de una forma similar, la construcción se hace colectiva, la información deja de ser un producto para ser una comunidad y se amplía horizonte que comenzó sólo con un post acerca de buscar la colaboración para una fundación, ampliar el horario de atención de un servicio público o denunciar la realidad de un espacio hospitalario.



[1] www.storify.com

Publicado por:

Periodista argentina entusiasta de la tecnología e interesada en la información participada. www.letracompartida.com es mi laboratorio. Soy parte de la Secretaría de Vinculación Tecnológica de la Facultad de Periodismo de la UNLP. Tw: @ohcarool

Sígueme

COMPATIR EN REDES

COMENTARIOS