Claves

La despedida del Defensor del Lector de El País y varias lecciones de periodismo

Por @cdperiodismo

Publicado el 21 de Septiembre del 2014

La industria del periodismo está en un proceso de profunda transformación y en esta evolución también se incluye el papel del Defensor del Lector, refiere Tomàs Delclós, quien anunció que solicitó su renuncia como Defensor del Lector de El País, pues se incorporará a un nuevo proyecto, meses antes de acabar su ciclo.

En un artículo de despedida, aseguró que ha cumplido su tarea sin injerencias por parte de la dirección y con el apoyo de la redacción, y en las extensas líneas deja su reflexión sobre el rol que ha cumplido su figura desde que el diario fue el primero en activarlo en 1985.

En su opinión, apoyar la existencia de un Defensor del Lector puede ayudar a que los diarios mejoren la transparencia. “La apertura del sistema informativo que ha supuesto Internet y la complejidad empresarial del mapa mediático la hacen más necesaria”, explica y añade que es mentira que con el acceso a la red, sus colegas ya no son necesarios.

LA RESPONSABILIDAD

El Defensor del Lector, ¿se volverá innecesario porque ya hay abundantes críticas o será más importante como un recurso para dar sentido a este ruido? pregunta Delclós apelando a la lógica de la comunidad.

“La existencia de ediciones digitales, donde el error es más fácilmente remediable y permite una corrección más efectiva sin necesidad de aguardar a una futura, pero igualmente necesaria, fe de errores, modifica algunas prácticas del Defensor en su papel, al menos el central, de mediador entre el diario y los lectores que se interrogan sobre sus prácticas informativas”, asevera en el texto.

Sus tareas no lo han convertido en uno más de la oficina relaciones públicas del medio. Es vital que los errores se corrijan  y se reconozcan. Esas son tareas para los diarios, cuyos miembros ya conocen las reglas para el buen ejercicio del periodismo. No cumplir con lo que se sabe del oficio es lo que genera la desconfianza de la ciudadanía.

Es por ello que Delclós recomienda a los periodistas meditar sobre la propia práctica. “La indagación sobre los hechos sigue siendo el deber del periodista y la materia prima de nuestro oficio. Tan apasionante como difícil”, escribe, y reitera que hay principios básicos que no deben alterarse.

Delclós se despide pidiendo al gremio que combata “lo aparente, las falsas evidencias”.

Lee el artículo completo desde aquí.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Atención periodistas: Nace la Fundación Enrique Meneses

El gran periodista Enrique Meneses, fallecido el 6 de enero, dejó todo listo para el nacimiento de su fundación, la cual a partir de ahora servirá de gran archivo para todas sus fotografías y material de prensa.

15-02-13

Facebook pagó US$1,5 millones a 330 investigadores de seguridad

La red social informó hace poco que pagó US$1,5 millones a 330 investigadores de seguridad en todo el mundo el año pasado como parte de su programa de recompensa por el descubrimiento de errores en el sistema, que se lanzó en agosto de 2011.

04-04-14

Argentina: Periodistas crean aplicación móvil para difundir agenda cultural

Un grupo de periodistas de la Argentina tuvo la genial idea de desarrollar una aplicación móvil para difundir cultura.

01-08-12

COMENTARIOS