Claves

Eldiario.es por dentro: Así lograron independencia y solvencia

Por Esther Vargas

Publicado el 08 de marzo del 2016

Fotos: Belén Gamarra 

Es un día complicado, pero Ignacio Escolar nos recibe en la redacción de La Gran Vía, en Madrid. eldiario.es cumplirá cuatro años de existencia. Apareció en 2012. Y en este tiempo se puede decir que han logrado los objetivos: son completamente independientes, solventes y los leen. El periodista sonríe sin triunfalismos.

“Empezamos con 12 personas en la redacción y ahora somos 60 periodistas en esta redacción de Madrid, y otros 40 más en las redacciones asociadas. Casi 100 personas. Lo hemos hecho en poco tiempo. Somos el segundo diario digital nativo más leído en España. Y lo estamos haciendo con beneficios: no perdemos dinero. Arrancamos con los ahorros de algunos de los periodistas que trabajamos aquí y ya hemos cambiado cuatro veces de redacción porque no quedaban pequeñas”, detalla, mientras recorremos la sala de redacción, donde la mayor parte de los periodistas está concentrado en el debate de la investidura.

No miran a la fotógrafa, no escuchan sus clic, clic, clic. Ignacio regresa a la oficina para no incomodarlos, y curiosamente allí está la portada de Público, el diario que quebró en 2012, que vio nacer en 2007, y que seguro será su última experiencia en papel. Ignacio Escolar, a los 40 años, ya no cree en el diario en papel. Sin adornos. No cree.

Ustedes empezaron de menos a más. ¿Cómo se lo plantearon?

-Yo había sido el director fundador de Público, uno de los grandes proyectos en papel y web. Lanzamos en 2007 y quebró en 2012, poco antes de que yo quisiera hacer esto. Una de las prioridades era construir un diario de abajo a arriba, intentar hacer el mejor periodismo que pudiéramos pagar. Para no tener deudas, y garantizar que el diario sea sostenible.

Nada de papel

-Hacemos una revista impresa trimestral para los socios , que ya son 14 mil, y que pagan al menos 60 euros al año. Reciben la edición trimestral que es temática, tienen la web sin publicidad, y el adelanto para socios que es una edición que el resto de los lectores tendrá al día siguiente. También sorteamos libros, entradas…  Nos apoyan para que nuestra independencia sea con ellos y no con los anunciantes. El papel no está en nuestra mente.

Los socios pagan por garantizar la libertad y no por el acceso a los contenidos. Un modelo diferente. 

-No cobramos por los contenidos. Efectivamente cobramos para garantizar la libertad e independencia. Puedes leer eldiario.es sin pagar un euro. Los socios pagan para hacer un periodismo libre e independiente. Más nos parecemos a una ONG que a un canal de pago. Lo planteamos así desde el minuto uno, y funcionó. Teníamos claro que solo con la publicidad –que también tenemos– no sería suficiente. Queríamos que el primer cliente sea público. En las cuentas, un tercio viene de los lectores, y dos tercios de la publicidad. Nunca un anunciante debe superar a los socios en conjunto. Esto nos garantiza que si debemos elegir entre la presión del anunciante y los socios podemos elegir a nuestros socios.

LA REDACCIÓN COMO BARCOS ESCUELA

¿Cómo se ha desarrollado la redacción?

-Arrancamos como un periódico puramente político. Pero luego llego una sección de economía, política social, sanidad, educación,  igualdad. Luego creamos cultura y tecnología, y posteriormente una de derechos humanos, que es muy valorada. Y la última sección en llegar es la internacional gracias a un acuerdo con The Guardian que nos permite traducir gran parte de sus artículos para ponerlos a disposición de los lectores.  Tenemos un equipo potente de marketing y desarrollo.

¿Y cómo hacen para escapar de los virales sin perder el tráfico?

-Tenemos limites editoriales impuestos por los lectores. Ellos no perdonarían que gastemos sus 60 euros en informar de gatitos. Estoy ironizando, claro. En el periodismo digital es fundamental conocer al lector: qué quiere, de dónde viene, qué busca. Caer en la información viral solo porque es información viral es algo distinto al periodismo que queremos: es entretenimiento. Pero también está el extremo de que te importe un bledo lo que la gente quiere. Posiblemente, no puedes caer en hacer un producto de la audiencia y por la audiencia. Sin embargo, la comunidad de socios nos ayuda, y no nos toleraría esos tipos de contenidos.

EL DIARIO. ES

Hay una gran fidelidad al lector. Algo muchas veces complejo.

-Son nuestros socios. Mira, sacamos ese tipo de contenidos, pero creemos en los formatos diferenciales, en las listas. Son formatos, pero se pueden hacer con contenidos duros. Usamos hasta trivias, pero creo que debemos diferenciar entre el periodismo y el entretenimiento. A la gente le ha gustado lo que estamos haciendo.

Y así dicen que el periodismo es ya un cadáver…

-El periodismo tiene una salud excelente. Se han destruido 1 de cada 3 puestos de trabajo, pero vivimos uno de los mejores momentos de libertad de expresión. El hecho de que unos pocos periodistas puedan hacer un medio como este me lo demuestra. El oficio no se acaba. Sufre una reconversión industrial. Y también sufre la pérdida del monopolio: la comunicación ya no es exclusiva de la prensa. Compartimos el trono.

Escolar 3

¿El papel simplemente ya no tiene futuro?

–El diario en papel no tiene ninguna posibilidad. Será minoritario y elitista.  Si sobrevive será algo marginal, como el disco de vinilo. Vive una pequeña edad de oro como objeto de colección, pero ya no es el hermano mayor de la música. Con el periodismo pasa eso. No tiene ningún futuro, quizás unos años más. Ahora todos los diarios tienen más lectores en digital que en papel. Lo que pasa es que un periódico digital hace exactamente lo mismo y mejor que un diario en papel solo que más barato, más rápido y más eficaz. Es sustitutivo.

¿Ya no lees diarios en papel?

-Leo todos los periódicos, pero en formatos digitales. 

¿Qué impacto han tenido las redes sociales para eldiario.es?

–Parte de nuestro principal éxito viene de allí. Éramos periodistas con poco dinero  pero con un alto capital en redes sociales. En Twitter ya tengo poquito más de 600 mil seguidores creo.  Como director de otro diario pude llevarme a mis lectores. Antes, sin redes sociales, ello habría sido imposible. Ahora me siguen. Eso nos ha dado más fuerza. Somos los primeros en redes sociales. Aquí no hay nadie sin Twitter, no porque sea algo obligatorio, sino porque hay una necesidad.

EL DIARIO.ES

¿Qué tipo de periodistas busca eldiario.es? ¿Qué habilidades debe tener?

–Contratamos todos los días. Hoy (martes 1) contratamos a un veterano periodista que hacía investigación en el papel. Tengo gente muy clásica, gente que viene de radio, televisión, tengo organizadores, fotógrafos, expertos en desarrollo… Somos un equipo. Aquí lo que no cabe es alguien que no entienda un mínimo de lo que pasa en la prensa.  Hemos estado hablando con desconocimiento de nuestro sector durante muchos años, y eso es terrible. ¿Cómo se informa del mundo cuando no se conoce el propio sector? Casi todo el personal está formado por gente de entre 22 y 58 años. Gente muy diferente, y de perfiles distintos. Pero todos han entendido el cambio.

Tenemos una redacción donde coinciden diversas generaciones. Se hace escuela, sin duda.

-Las redacciones físicas funcionan como barcos escuelas. La gente joven aprende de veteranos de los que se fían Una parte de estos periodistas son antiguos becarios que hemos formado, que cambiamos de sección para que aprendan, y que esperamos que vayan evolucionando porque nos los quedamos. Tenemos veteranos, con 10 o 15 años en redacciones, y hasta 30. Ellos son muy formadores. Dos subdirectores tenemos: uno de 31 y otro de 58, son dos extremos. Y yo tengo 40. Esto somos y esto queremos ser.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

El papa Francisco llegó a la portada de The New Yorker

La página web de la revista estadounidense The New Yorker ya fue publicada y muestra al actual papa jugando en la nieve. En realidad, el sumo pontífice es retratado en la tapa dibujando las alas de un ángel con sus brazos. La ilustración en acuarela es de Barry Pitt.

16-12-13

Google utiliza drones en nuevo proyecto

Google ha estado desarrollando durante dos años el Project Wing, un sistema basado en aviones no tripulados similares a los drones que presentó Jeff Bezos, el CEO de Amazon, el año pasado.

29-08-14

NYT se refuerza con la contratación de una editora del WSJ

Los movimientos entre los medios de comunicación para tener a los mejores periodistas entre sus filas son impredecibles.

07-02-17

COMENTARIOS