Noticias

Reportero compra trozos de cadáveres como parte de una investigación

Por @cdperiodismo

Publicado el 29 de Octubre del 2017

La agencia Reuters confirmó que compró dos cabezas humanas y parte de una columna vertebral mientras investigaba a los llamados ‘body brokers’, vendedores de partes humanas no regulados en Estados Unidos.

Según la agencia de noticias, el reportero Brian Grow pudo comprar las cabezas y la columna después de unos cuantos intercambios de correos electrónicos.

Cada cabeza, y la columna cuestan 300 dólares, cada uno, más el envío.

La información forma parte de una serie de reportajes titulada The body trade (El mercado de los cuerpos) que destapa el multimillonario negocio de la venta de órganos y tejidos humanos para su uso en investigación, educación y entrenamiento de profesionales.

Reuters identificó 34 “brokers” en Estados Unidos, la mayoría trabajando como compañías con fines de lucro.

Entre 2011 y 2015, la agencia estimó que estos “vendedores” recibieron al menos 50 mil cuerpos, enviando más de 182 mil partes a todo el país.

Durante más de un año, Brian Grow y John Shiffman indagaron a las empresas que se dedican a diseccionar y vender los cadáveres donados a la ciencia, muchas veces sin el conocimiento de sus familiares. Un cadáver cuesta entre 3 mil y 5 mil dólares.

Estos bancos de tejidos, conocidos como ‘body brokers’, que actúan como intermediarios entre los donantes y los compradores, suelen adquirir de manera gratuita cuerpos donados a la ciencia que luego trocean y venden por partes por cientos o incluso miles de dólares, normalmente a investigadores o instituciones médicas.

Los “brokers” consiguen que los familiares de los difuntos les donen los cadáveres, en vez de donarlos a las agencias estatales o universidades, ofreciendo ciertas ventajas, como recogida, transporte o cremaciones gratuitas.

Estos bancos suelen anunciarse de forma muy activa en hospitales, funerarias, residencias de la tercera edad, hospicios y por Internet.

El informe de Reuters encontró que algunas funerarias se benefician legal e ilegalmente al dar los cuerpos a los ‘brokers’. De realizarse la donación ellos reciben entre 300 y mil 400 dólares.

Reuters desnuda el espantoso tratamiento de los cuerpos. Ejemplo de ello, revela el informe, es que a una mujer le dieron unas cenizas falsas de su padre, las cuales estaban mezcladas con arena.

Con la ayuda de un forense, el reportero averiguó el nombre del difunto del que provenía la espina dorsal. Tras lo cual encontró a su familia y realizó un test de ADN.

Los padres de Cody Sanders, que murió a los 24 años y sufría un complejo síndrome desde su nacimiento, no sabían que la empresa a la que donaron su cuerpo iba a beneficiarse de la donación, ni hasta qué extremo iba a ser troceado y vendido el cuerpo de su hijo.

Las partes del cuerpo que compraron los reporteros, indica Reuters, nunca fueron tocadas por ellos. Un servicio funerario las transportó al programa de donación de anatomía de la Universidad de Minnesota.

Rob Montemorra, el ex jefe de la unidad nacional de fraude a la atención médica del FBI, dice que la práctica de vender cuerpos donados es legal. Pero si alguien va a obtener ganancias, dijo Montemorra, deberían ser los parientes del difunto.

Lee la investigación aquí

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

COMENTARIOS