Noticias

Libia: Periodista tendrá que pasar 5 años en prisión

Por @cdperiodismo

Publicado el 22 de noviembre del 2014

Un tribunal de Trípoli condenó a Amara Abdallah al-Khitabi (68), un periodista libio, a cinco años de cárcel, y también fue multado por difamación e insultos al poder judicial, refirió el último viernes su abogado.

El periodista es editor en jefe del diario privado Al-Umma, pero fue condenado después de la publicación de una lista de los nombres de los 87 jueces y fiscales acusados de supuesta corrupción. Fue detenido en diciembre de 2012, un mes después de que la lista apareció, y en  abril de 2013 se le concedió la libertad condicional por motivos de salud.

Según su abogado, el tribunal emitió su veredicto el 17 de agosto, cuando ni él ni Khitabi estaban presentes. “Mi cliente no fue informado de la sentencia hasta esta semana”, refirió Ramadan Salam a AFP. Pronto apelará a que  el periodista fue condenado en “un acto de venganza”.

Además de los cinco años de cárcel, fue multado con 210 mil dólares, y se le prohibió ejercer el periodismo durante la duración de su sentencia. De acuerdo con el abogado, la mayoría de los tribunales de Trípoli estaban cerrados durante agosto debido a los enfrentamientos entre los grupos militantes rivales en la capital.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Facebook presenta un recurso para mejorar la seguridad de periodistas en la plataforma

Facebook presentó este viernes Facebook Safety for Journalists.

23-06-17

ONU: Presentan resolución que pide la protección de los periodistas

El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas adoptó una resolución dirigida a proteger a los periodistas y que exige la liberación de todos los informadores que han sido detenidos arbitrariamente, informa The Guardian.

05-10-16

Sotloff, el periodista que no retrocedió por el miedo a informar

Nuevo ataque a la prensa. El periodista norteamericano Steven Joel Sotlof fue decapitado por el Estado Islámico. El video titulado “Un segundo mensaje a Estados Unidos” aún no puede ser comprobado, pero después del horror que significó el asesinato de James Foley, nadie lo duda.

02-09-14

COMENTARIOS