CarlosDada

Alerta: Maras amenazan al director de El Faro de El Salvador

  • Pin It

Foto: dartcenter.org

 

El Faro de El Salvador está  bajo amenaza. Carlos Dada, director del medio digital, fue claro al responsabilizar al presidente Mauricio Funes de cualquier cosa que pueda sucederle a sus periodistas.

Los periodistas de El Faro están en la mira desde que revelaran que el gobierno viene negociando con las pandillas una reducción de homicidios.

Así lo denunció El Faro:

Entre el jueves y el sábado de la semana pasada cerca de 30 pandilleros salieron del régimen de máxima seguridad. Se trata de los líderes de la Mara Salvatrucha y del Barrio 18, dentro de los que se incluye a “Viejo Lin”, “Chino Tres Colas”, “El Diablito” y “El Trece”. Los traslados a prisiones de menor seguridad son parte de un pacto entre las pandillas y el Gobierno. 

Dada dijo que un alto funcionario del gobierno le afirmó la semana pasada que miembros de una pandilla estaban molestos por sus informes sobre los presuntos vínculos entre agentes de las fuerzas de seguridad y las pandillas locales, y que podrían tomar represalias.

De hecho, un grupo que se identifica como pandilleros de la MS y M18 -las temibles maras- difundió esta noche un comunicado en el que señala que considera inaudito que existan personas como el periodista Carlos Dada.  La amenaza está hecha y las autoridades deben garantizar la seguridad del equipo de prensa.

CLASES DE PERIODISMO accedió al comunicado (reproducimos algunos fragmentos)

“Rechazamos enérgicamente la publicación irresponsable, tendenciosa y poco profesional al utilizar fuentes ficticias de un periódico digital que hiciera pública el día 15 de marzo en la cual se asevera sin fundamento alguno que el gobierno negoció con nosotros a cambio de dinero la reducción de las tasas de homicidios del país, colocándonos según nuestros códigos a una situación de haber cometido traición a los más de 100,000 miembros que integramos la mara y la pandilla para que seamos sujetos de represalias internas por tales hechos”

“Que no deseamos seguir haciendo la guerra, mucho menos seguirla profundizando, ya que comparaticamente con la guerra anterior de los 80 y que cobró un promedio de 17 fallecidos por día hoy solo nos diferencia el qué, con los 14 que se produce en la actualidad”.

“Hemos tomado esta decisión porque nadie desconoce que una buena parte de los muertos las ponemos nosotros mismos. Pese a los errores que hemos cometido por los cuales más de 10,000 de nuestros miembros purgan penas en los centros penitenciarios no se nos puede objetar que somos salvadoreños y un subproducto social de las nefastas políticas socioeconómicas derivadas de los modelos que se han implementado en El Salvador, que inclusive nos llevaron a una guerra de la cual nos consideramos sus hijos porque muchos de nuestros miembros perdimos a nuestros padres en este conflicto, somos parte de hogares desintegrados por la emigración de nuestros padres, a otros países, y por el desarraigo al ser desplazados de nuestros lugares de origen”.

“Somos personas que jugamos con la vida y principalmente con la nuestra porque no tenemos nada que perder, pero consideramos inaudito que existan personas como el periodista Carlos Dada que se dan baños de pureza y profesionalismo, que pretenden jugar con la vida de nosotros y de otros tantos inocentes, con sus perversas y falsas aseveraciones sin considerar que con ello lo único que provocan es ponerse a la baja altura moral que según él tenemos nosotros”.

“Por nuestras culpas nosotros ya estamos pagando y en las peores condiciones olemos excremento las 24 horas del día, dormimos apiñados como sujetos de ultraje, se nos da trato de animales y no se respetan nuestros elementales derechos, sucumbimos sin adecuada atención médica a las enfermedades y nuestras familias que nos visitan son víctimas de ultrajes y humillaciones, nuestros miembros en la calle son sujetos de persecución, acoso, discriminación, torturas y asesinatos por el simple hecho de estar tatuados con símbolso que nos danm identidad”.

 SOLIDARIDAD  

El Comité de Protección a los Periodistas (CPJ) señaló que está monitoreando la situación y que preocupa la seguridad del personal del medio digital.  Carlos Lauría, coordinador senior para el programa de las Américas del CPJ, fue enfático: “Responsabilizamos al gobierno salvadoreño por el bienestar de los periodistas de El Faro“.

La investigación del CPJ indica que periodistas que informan sobre la violencia de las pandillas en El Salvador asumen el riesgo de convertirse en blanco ellos mismos.

Las muestras de solidaridad hacia Carlos Dada y sus periodistas no cesan. Algunos usuarios de redes sociales dudan de la veracidad del comunicado y otros consideran que las amenazas provienen de otro lado.

Desde Clases de Periodismo nuestra solidaridad  con los colegas de El Faro.

Estaremos alerta.

(Comunicado)

Comunicado Maras

1 Comments

  1. Si jugamos con fuego, podemos salir quemados. A los periodistas: ¿que esperaban que pasara? Me parece que esta noticia esta basada en campañas políticas. Personalmente creo que si el gobierno esta negociando con los pandilleros a cambio de salvarle la vida a cientos de Salvadoreños, es una idea genial! Mas de lo que se ha hecho en el pasado! Si los pandilleros se siguen matando entre ellos, pues es la decisión personal que ellos han tomado al formar parte de pandillas. Pero si se puede negociar el proteger y salvar la vida de inocentes y evitar el calvario de sus familias, pues vale la pena explorar la posibilidad. Mas importante y mejor inversión seria el crear programas de ayuda para niños, y familias, especialmente los que han tenido vidas traumáticas. Mas ayuda a las madres solteras. En El Salvador el aborto es ilegal. Ahora tenemos miles de madres adolescentes y/o madres del fruto de una violación. La maternidad es el trabajo mas duro y agotador que hay para una pareja de adultos casados, educados y con una red de soporte. ¿como podemos esperar que estas niñas, muchas forzadas en la maternidad, le den las mayores oportunidades de ser mejores ciudadanos a sus hijos? Hijos que les recuerdan el dolor y sufrimiento por el que han pasado. Los sueños que se les robaron y el maltrato que una mujer sufre de parte de sus familias, amigos, vecinos, escuelas y colegios, etc, y la ignorancia de nuestra sociedad en general. El gobierno tiene que tomar decisiones que prevengan a mas niños que formen parte de estas maras y decisiones que salven mas padres, madres y niños hoy.

Leave A Comment