Foto: Archivo personal de la periodista

Cómo ser una periodista freelance y no morir en el intento

  • Pin It

Foto: Archivo personal de la periodista

Marta Gómez-Rodulfo es española y lleva once años como periodista freelance. Como corresponsal del periódico El Mundo y  colaboradora de El Universal, Vogue, Rolling Stone y YoDona, esta reportera nos habla de lo que sabe: hacer periodismo, sobrevivir bien como freelance y contar historias.

¿Es muy difícil ser periodista freelance hoy?

-Creo que por un lado el periodista freelance vive excelentes momentos a nivel laboral. Las redacciones han cambiado mucho y son meros gestores la mayoría de las veces, encargando los trabajos fuera. Son muchos los lugares donde un freelance puede colaborar: revistas, periódicos, medios digitales, redes sociales. Las posibilidades se han ampliado enormemente, sin embargo en cuanto a la parte financiera es complicado. Creo que es necesario más que nunca aprender a negociar, exigir cantidades dignas y que el periodista tenga una parte empresarial muy fuerte, porque al fin y al cabo estás vendiendo tu trabajo y te tienes que vender bien, porque es de lo que vas a vivir. El periodista freelance suele ser bastante conforme con las tarifas y con la leyenda de que el periodista gana poco dinero, así que quién tenga esa parte añadida, sin duda tendrá campo ganado, y ahora mismo es, sin duda, la revolución más urgente que hay que hacer. Es preciso que el periodista cobre más por los trabajos de calidad. 

 ¿Cómo decidiste optar por ser una periodista independiente? ¿Qué beneficios tiene? 

-Comencé en esta profesión tercamente, pues yo venía del mundo de la publicidad, así que lo primero que encontré fue un encargo de un reportaje, a este le siguieron otros y otros y otros. En el camino surgieron algunas propuestas laborales por cuenta ajena, pero nunca lo suficientemente interesantes para dejar de ser freelance. Soy una persona muy independiente, creativa y me gusta trabajar a mi aire, con mi música, mis ideas y tocar un poco todos los palos. Cuando trabaja en oficina me daba coraje que tuviera que parar a comer dos horas o que a las siete me tuviese que ir, cuando más concentrada estaba. Es un estilo de vida y a mí la verdad que es el que más me va. Organizarse el tiempo como uno quiere es sin duda el mayor beneficio, aunque como trabajas tanto, al final eres bastante esclavo de tu trabajo y de tu tiempo. <

 ¿Escribir historias es todavía rentable?

- Escribir historias debe ser rentable. Informar, dar a conocer datos, historias que sin el periodismo los lectores jamás conocerían. El periodismo es una herramienta social realmente importante. Ese periodismo por el que se inició esta profesión resurgirá. Ahora estamos en la época de notas de prensa, pero estoy segura de que ese periodismo, altamente rentable regresará, porque es necesaria y no todo el mundo que vea un suceso puede informar. Pero no es sólo eso: es reflexión, opinión, etc.  Ahora mismo no es rentable. Se requiere de un espíritu altamente romántico para seguir peleando hasta que los tiempos den a uno la razón… supongo que el que resiste, gana.

Ser freelance demanda ser disciplinado. ¿Cuál es tu rutina de trabajo? 

-Siempre digo que freelance es una empresa de una sola persona y trabajar en pijama y sin orden, no es una buena idea de planificación. Yo soy muy disciplinada y llevo once años trabajando en mi casa. Me despierto siempre a la misma hora ( las ocho) y trabajo todo el día, en mi escritorio o en un café. Si un viernes estoy cansada o quiero salir de la ciudad, me marcho sin complejos, pero entonces trato de recuperar ese día, trabajando un domingo o cuando pueda.

Para todos los que no podemos estar en el curso, ¿qué recomendaciones  darías par sobrevivir como freelance?

-Esta es una carrera a muy largo plazo. Siempre hay tentaciones para trabajar por cuenta ajena, ofertas y hay que tener muy clara la meta para poder aguantar, pues es una profesión muy dura. Creo que hay que ser muy serios con la figura del freelance, comprometerte y cumplir con los clientes siempre, estar a la altura, ser altamente proactivo. Es una profesión en la que eres comercial, escritor, periodista, relacionista público… Hay que atender cada faceta. Se puede vivir de esto cuidando de todas ellas. 

¿Ayudan las redes sociales a un periodista freelance? 

-Para mí es también una novedad el tema de las redes sociales y me parece una excelente manera para promocionar el trabajo de uno. Es un sistema que los norteamericanos llevan mucha ventaja, pero creo que si, que puede ayudar mucho, a extender nuestras redes, a darnos a conocer y, por supuesto, a conseguir nuevos clientes y encargos laborales.

Si estás en Ciudad de México no debes faltar al taller que ofrecerá Marta Gómez-Rodulfo en Arteluz. Los detalles de Cómo ser periodista freelance y no morir en el intento los encuentras aquí.

Periodista. Editora de Social Media de Agencia Andina y El Peruano. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo.