Foto: tusquetseditores.com

Consejos de Leila Guerriero para contar el mundo

  • Pin It

Foto: tusquetseditores.com

Por Celina Salvatierra

El periodismo narrativo cuenta lo real de modos particulares y estos condicionantes estratégicos lo han llevado ser comparado con el boom latinoamericano. Si le preguntan, Leila Guerriero se aleja un poco de esa posibilidad, aunque no por eso deja de ser uno de sus exponentes.

Esta tarde la periodista argentina fue entrevistada por el mexicano Diego Osorno en la charla ¿Cómo desaparecer completamente?que se realizó en la Ciudad de México en el marco del seminario “Nuevas rutas para el periodismo cultural 2” organizado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

La ganadora del Premio Nuevo Periodismo CEMEX+FNPI habló de las posibilidades de la crónica como artefacto narrativo que, implica desarrollar un ojo periodístico que ve otros ángulos y que permite contar el mundo de otro modo. En la charla se habló de que todo debe ser contado, incluyendo las escenas en las que en apariencia no ocurre nada.

En particular, al referirse a los temas que representan una ausencia dentro del género,  Guerriero, incluyó a las crónicas sobre la riqueza y el poder. “Nos falta buscar en la parte elegante de las sociedades, o más rica, o de los más poderosos. Por lo general, los ricos son abordados por periodistas de investigación, pero difícilmente desde la mirada de periodistas narrativos. Es una realidad que no se mira demasiado desde la crónica. Faltan crónicas de ese tipo, sin una mirada estigmatizante”.

Bajo esas consignas compartió cómo funciona el artefacto narrativo desde el laboratorio mismo de la escritura para construir un “perfil de un personaje”.  Para esto hay que:

  • Pensar en una primera frase o párrafo. Encontrar el modo en el que la crónica empieza.  Entender el principio como pieza clave.
  • Sumar información por acumulación (Guerriero da cuenta de reunir 360 mil caracteres/200 páginas de material sin contar desgrabaciones) como modo de aproximación al tema.
  • Repaso del material antes de escribir. En su caso, escribe la historia desordenadamente, desde la intuición, sin plan racional previo.
  • Como parte de su estilo, en la primera página su prosa es clara, a modo de contrato de lectura y en un gesto de amabilidad con el lector.
  • Guerriero trabaja con distintas escenas (del pasado, del presente, situaciones) del personaje para elaborar el “perfil” y formula preguntas que podría hacerse el lector y retrasa las respuestas.No obstante, se debe cumplir con la expectativa generada en los lectores.
  • Se tiene que contar del modo que nos resulta difícil, sin recetas. La técnica de escritura especialmente utilizada por la periodista es el uso de frases cortas, empleo de adjetivos con sentido utilizados de modo excluyente,  sin trucos efectistas.

Finalmente, escribir una crónica narrativa implica muchas horas de trabajo y de edición, en las que también es necesario tomar riesgos: contarlo todo, mirar distintos aspectos de un mismo tema, sin condicionamientos o compromisos morales sino como un propio desafío.

Revisa el storify realizado por la FNPI.


Leave A Comment