Claves

Para cubrir el tema de la marihuana medicinal debemos estar informados

Por @cdperiodismo

Publicado el 12 de Mayo del 2017

Dentro de la fiebre por lo natural, hay sustancias que destacan sobre todas las demás en lo que se refiere a los aparentemente ilimitados usos que se les pueden dar. Una de ellas es el cáñamo, pero ¿cómo relacionar  las semillas de marihuana con las cremas o los tampones?

Lo cierto es que la planta del cannabis sativa se usa desde tiempos inmemoriales, estando ya registrada en un tratado médico del antiguo Egipto. ¿Y qué pasa entonces con su componente psicoactivo, el que hace que todos al oír hablar del cannabis pensemos en ilegalidad, droga blanda, etcétera?

Sucede que esta es una de las plantas más complejas que conocemos y que tiene más de quinientos componentes de los cuales unos cien son psicoactivos. Eso deja bastante margen para el uso terapéutico, y justifica que todavía estemos en pañales en lo tocante a las enormes posibilidades de esta sustancia.

Haciendo un rápido recorrido por su historia podríamos decir que hay dos hitos en su establecimiento como planta de uso medicinal: el aislamiento del THC y el descubrimiento de que los seres humanos tenemos receptores para los cannabinoides. Esto abrió un mundo de posibilidades terapéuticas y sobre estas bases trabajan los investigadores. Actualmente solo hay tres medicamentos basados en cannabis: dos de ellos ayudan con el apetito y las nauseas en enfermedades como el sida o tratamientos agresivos como la quimioterapia, y otro está indicado para pacientes de esclerosis múltiple y la epilepsia ya que ayuda con los espasmos musculares.

Todavía queda mucho camino por hacer, y los ensayos se suceden buscando aplicaciones en dolencias como la epilepsia infantil, pero hay que tener en cuenta que estos estudios tienen no más de veinte años de antigüedad, y el avance no es tan rápido como desearíamos. Cuanta más información sobre el cannabis tengamos, más preparados estaremos para probar nuevas alternativas terapéuticas quizás menos agresivas y costosas.

En cuanto a los productos derivados del cannabis como los tampones que alivian el dolor menstrual, las cremas contra el acné o los parches antiinflamatorios, lo más importante que hay que aclarar es que no son medicamentos, y por eso entran dentro del ámbito de la nutrición y cosmética, con una normativa mucho más relajada, y quizás por eso van abriendo camino a los verdaderos medicamentos que irán llegando al mercado.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

1000 periodistas extranjeros y 300 cubanos siguen cobertura del papa en Cuba

El papa Francisco realizó hoy una misa en la Plaza de la Revolución de La Habana, Cuba, donde se concentraron miles de cubanos, precisamente en el segundo día de una visita a dicho país.

20-09-15

Contar víctimas no es hacer periodismo

En países donde la violencia diaria suma varias víctimas, la labor del periodista no se reduce a contar cuerpos. Para el editor de El Faro de El Salvador, Carlos Dada, el comunicador debe investigar cómo actúa el narcotráfico y el crimen organizado. Durante una conferencia en la Universidad de Texas en Austin (UT),  señaló que […]

19-11-10

España: Estos son los términos más usados por los medios en cobertura de Fidel Castro

El fallecimiento del ex líder cubano Fidel Castro se convirtió en portada de los medios de comunicación de todo el mundo.

29-11-16

COMENTARIOS