Claves

Para cubrir el tema de la marihuana medicinal debemos estar informados

Por @cdperiodismo

Publicado el 12 de mayo del 2017

Dentro de la fiebre por lo natural, hay sustancias que destacan sobre todas las demás en lo que se refiere a los aparentemente ilimitados usos que se les pueden dar. Una de ellas es el cáñamo, pero ¿cómo relacionar  las semillas de marihuana con las cremas o los tampones?

Lo cierto es que la planta del cannabis sativa se usa desde tiempos inmemoriales, estando ya registrada en un tratado médico del antiguo Egipto. ¿Y qué pasa entonces con su componente psicoactivo, el que hace que todos al oír hablar del cannabis pensemos en ilegalidad, droga blanda, etcétera?

Sucede que esta es una de las plantas más complejas que conocemos y que tiene más de quinientos componentes de los cuales unos cien son psicoactivos. Eso deja bastante margen para el uso terapéutico, y justifica que todavía estemos en pañales en lo tocante a las enormes posibilidades de esta sustancia.

Haciendo un rápido recorrido por su historia podríamos decir que hay dos hitos en su establecimiento como planta de uso medicinal: el aislamiento del THC y el descubrimiento de que los seres humanos tenemos receptores para los cannabinoides. Esto abrió un mundo de posibilidades terapéuticas y sobre estas bases trabajan los investigadores. Actualmente solo hay tres medicamentos basados en cannabis: dos de ellos ayudan con el apetito y las nauseas en enfermedades como el sida o tratamientos agresivos como la quimioterapia, y otro está indicado para pacientes de esclerosis múltiple y la epilepsia ya que ayuda con los espasmos musculares.

Todavía queda mucho camino por hacer, y los ensayos se suceden buscando aplicaciones en dolencias como la epilepsia infantil, pero hay que tener en cuenta que estos estudios tienen no más de veinte años de antigüedad, y el avance no es tan rápido como desearíamos. Cuanta más información sobre el cannabis tengamos, más preparados estaremos para probar nuevas alternativas terapéuticas quizás menos agresivas y costosas.

En cuanto a los productos derivados del cannabis como los tampones que alivian el dolor menstrual, las cremas contra el acné o los parches antiinflamatorios, lo más importante que hay que aclarar es que no son medicamentos, y por eso entran dentro del ámbito de la nutrición y cosmética, con una normativa mucho más relajada, y quizás por eso van abriendo camino a los verdaderos medicamentos que irán llegando al mercado.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Diario presenta primer editor de sección dedicada a la marihuana

El diario estadounidense Denver Post anunció que nombró a su primer editor de una sección dedicada a tratar temas referentes a la marihuana, la cual se legalizará como ‘marihuana recreativa’ en el Estado de Colorado a fin de año.

28-11-13

Conoce la cobertura multimedia que ganó el premio de la SIP

La Sociedad Interamericana de Prensa anunció como ganadores de este año, en la categoría Cobertura Multimedia, a los periodistas Rubens Fernando Alencar, Simon Ducroquet, Mario Kanno y Natália Peixoto, todos de Folha de S. Paulo, (Brasil), por el trabajo en las web “O julgamento de Mensalão”.

11-08-13

8 consejos para informar adecuadamente sobre la violencia contra la mujer

El periodista debe asumir que el agresor es inocente mientras no se demuestre lo contrario. De esta forma se evita al máximo que se produzcan consecuencias que afecten la imagen de una persona que podría ser inocente.

27-11-13

COMENTARIOS