Claves

Javier Valdez Cárdenas, el periodista que luchó contra el miedo hoy fue asesinado en México

Por @cdperiodismo

Publicado el 15 de mayo del 2017

Javier Valdez Cardenas (Culiacán, 1967) era un periodista que batallaba con el miedo en un México que aterra.En una de las últimas entrevista que concedió a Sin Embargo lo dijo muy claro: “He tenido miedo desde el 2008, mi esposa primero me decía “Vámonos de aquí” y luego me decía “Vámonos del país”. Yo no quiero irme, soy sinaloense, soy mexicano…creo que tenemos opción como sociedad. En principio, debemos dejar de elegir a los priístas o a los panistas, tenemos que elegir una variante de izquierda y eso nos puede ayudar. Si el Estado está y se aplican políticas para niños y jóvenes, que dejen de ser la mano de obra barata para el Narco. Todo puede ser un puente y arrojar luz sobre los caminos que podemos tener delante”. A Javier Valdez Cárdenas lo mataron hoy en Sinaloa.

En el libro ‘Narcoperiodismo: La prensa en medio del crimen y la denuncia’, el periodista hace una dedicatoria que este lunes resulta más conmovedora que nunca: “A los periodistas mexicanos valientes y dignos, exiliados, escondidos, desaparecidos, asesinados, golpeados. atemorizados y pariendo historias, a pesar de la censura y los cañones oscuros”.

En el prólogo, Valdez señala que con este libro busca dar voz a sus compañeros “periodistas, mujeres y hombres con dolor y pasión, a quienes guardan silencio y a los que silenciaron, a los que les quemaron las esperanza, a quienes se esconden y se entregan, a los que soñamos y nos derretimos en la noche, agobiados, pero despiertos frente a las teclas acompañados por el latido incesante de nuestro corazón, de nuestra pluma, de nuestro viejo y leal cuaderno”.

Valdez retrata el Tamaulipas y el periodismo del silencio y cuenta, sin miedo, que los narcotraficantes llamaban a los reporteros o al editor, allá en 2006, para decirles qué información podían publicar y cuál no. Entrevista a colegas que cuentan lo que es ejercer el periodismo en ese México de terror. Describe la represión silenciosa, como titula uno de los capítulos, donde aborda también los bajos salarios de los reporteros y la vulnerabilidad constante de los hombres y mujeres durante sus coberturas.

El libro tiene un epílogo que no es epílogo. Y dice así: “Apenas está cerrándose este libro, salpicando de tinta negra, cuando dos periodistas fueron abatidos a tiros: Zamira Bautista Luna, reportera independiente y profesora de secundaria en Ciudad Victoria, Tamaulipas, quien fue sorprendida cuando conducía su vehículo, y Elidio Ramos Zárate, en Juchitán, Oaxaca, mientras cubría las protestas contra la reforma educativa. Los homicidios fueron el 19 y 20 de junio. Las balas cayeron al calor del solsticio y en plena luna llena, rojiza y envuelta en ese halo de tristeza y pálidos colores. La muerte sigue, entonces este libro no podrá cerrarse ni tendrá fin: puntos suspensivos sin punto final. No hay manera de contar tanto dolor”.

Y este lunes mataron al hombre que no dejó de hacer periodismo hasta el final.

#librosparaperiodistas

Una publicación compartida de Clases de Periodismo (@cdperiodismo) el

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Diario mexicano niega que su periodista asesinada tenga nexos con el crimen

El diario mexicano Notiver publicó hoy un editorial en el que rechaza “enérgicamente” la posibilidad de que la periodista Yolanda Ordaz de la Cruz, asesinada ayer, tuviera nexos con algún grupo criminal.

27-07-11

Piden frenar la violencia que desgasta, mutila y asesina a la prensa de México

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy el asesinato del periodista Miguel Ángel López Velasco, su esposa y su hijo

21-06-11

Ejecutan a dos jóvenes en México por denunciar a criminales en redes sociales

Los mensajes, se informa, estaban firmados con una ‘Z’ que podría tener referencia directa al grupo delictivo de Los Zetas.

14-09-11

COMENTARIOS