Noticias

No hay responsables del asesinato de periodistas mexicanas

Por @cdperiodismo

Publicado el 01 de octubre del 2011

La revista de investigación mexicana Contralínea protesta y con razón: han pasado más de 30 días y no hay responsables de la muerte de  Marcela Yarce y Rocío González, periodistas de esa casa editora.

México es el país más peligroso para ejercer el periodismo. Una situación que día a día empeora, y que parece alentada por la impunidad.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) de las Naciones Unidas pidió el viernes a las autoridades mexicanas que abran una “investigación imparcial” sobre los recientes asesinatos de periodistas en ese país. Estos actos de violencia ponen en evidencia “la creciente inseguridad en general” y “la excepcional vulnerabilidad en particular” de la prensa en México, indicó el portavoz del OACDH, Rupert Colville.

“La magnitud y la naturaleza de esos asesinatos son horribles”, declaró Rupert Colville, destacando que “las mujeres son asesinadas en todas partes”.

El más reciente caso ocurrió en Taumalipas. La víctima: una mujer periodista.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Cisjordania: atacan a dos periodistas con balas de goma

El último domingo, durante las protestas en la ciudad israelí de Silwad, dos reporteros gráficos, entre ellos uno que trabaja para The Associated Press, recibieron múltiples balas de goma.

29-10-14

Lafuente: “Internet es el mejor escenario para hacer buen periodismo”

En una entrevista para Baquia.com, Gumersindo Lafuente (@sindolafuente), creador de Soitu.es y actual director adjunto del diario El País, asegura que Internet resulta ser más una oportunidad que una amenaza para el periodismo. Esta plataforma puede convertirse en “el mejor escenario para hacer buen periodismo”. Sin embargo, admite, que esto implica todo un reto. Ideas […]

03-11-10

Otro ejemplo de por qué los periodistas no deben fiarse de Wikipedia

En The Canadian Journalism Project conocimos el caso de un joven periodista que cometió un grave error por fiarse de Wikipedia. La historia la cuenta Kathy English en el Toronto Star, una lección para tener en cuenta.

22-08-11

COMENTARIOS