Periodismo crackeado

Características de la ideología cracker

Por Miguel Sánchez Flores

Publicado el 30 de diciembre del 2011

Son seis las características que propongo para aproximarnos a la ideología cracker. Estas son las dos primeras.

Imagen: http://conecti.ca/2011/08/24/un-hacker-robo-20000-credenciales-del-gobierno-de-eu/


Primera característica: Subversión del discurso oficial

Según el periodista argentino Alejandro Tortolini: “El principal aporte (de Wikileaks) al periodismo ha sido mostrar el potencial de Internet y los nuevos medios digitales para desenmascarar los discursos oficiales”. Pensemos en Anonymous, la organización cracker más visibilizada en el mundo. Son comunes sus advertencias y acciones principalmente contra entidades estatales. ¿A qué se debe esto?  Y aquí proponemos la primera pista para aproximarnos a la ideología cracker: siempre es necesario un discurso oficial que subvertir, sin este, la ideología no existe.

Pongamos dos ejemplos de las artes para entender mejor este punto. En las clases de colegio sigue siendo frecuente aún escuchar que el cubismo de Picasso no pudo existir sin que este antes se hubiera especializado en el naturalismo. Del mismo modo, tampoco podría entenderse el rock and roll sin detenernos, años antes, en el blues. La ideología cracker tiene algo de aquello; es decir, busca subvertir el orden de las cosas. Se trata de una nueva visión del mundo potenciada a partir del desarrollo de la técnica. Sin esta actitud, Picasso nunca hubiera podido subvertir la perspectiva de la imagen y Chuck Berry, por solo mencionar a uno de los padres del rock, no hubiera revolucionado la manera de tocar la guitarra. La ideología cracker, entonces, necesita de un discurso oficial al cual retar. Es por eso, que los ataques crackers operan principalmente sobre organismos estatales de diversos países. Es parte de su esencia y también de su confundida ideología.

Como señala Appadurai: “Los medios electrónicos han transformado y reconfigurado un conjunto mayor […] estos tienden a cuestionar, subvertir o transformar las formas expresivas vigentes o dominantes en cada contexto particular”.


Segunda característica: Ideología contestataria

Los teóricos críticos (Con ese nombre se agrupan un círculo de intelectuales de los años treinta y cuarenta también conocido como “Escuela de Frankfurt”). Entre sus miembros destacan Max Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín, Fromm. Ellos sostenían, como señala Otero en Teorías de la Comunicación, que los medios de comunicación eran un nuevo y eficiente factor de control social, un lavador institucionalizado de cerebro, los productores y vehículos de una industria cultural que generaliza, homogeneiza y uniformiza lo mediocre.

La ideología cracker se funda en los postulados de la teoría crítica. Al igual que los teóricos críticos, la ideología cracker comparte la misma esencia pesimista sobre el presente y el futuro. Sus postulados, encuentran cimientos comunes en el combate a la idea de cultura como un asunto de grandes grupos empresariales, los cuales la estandarizan y homogeneizan. Sobre este punto hay que señalar que esas ideas provocan resistencia. Como apunta Appadurai:

“Hay una evidencia creciente de que el consumo de los medios masivos de comunicación a lo largo y ancho del mundo casi siempre provoca resistencia, ironía, selectividad, es decir, produce formas de respuesta y reacción que suponen una agencia. Cuando vemos terroristas que adoptan para sí una imagen tipo Rambo […]; cuando vemos amas de casa leyendo novelas de amor o mirando telenovelas como parte de un esfuerzo por construir sus propias vidas; cuando vemos familias musulmanas reunidas a efectos de escuchar la grabación en casete de un discurso de sus líderes; o empleadas domésticas del sur dela Indiaque compran excursiones guiadas al Kashmir; pues bien, estos son todos ejemplos del modo activo en que la gente, a lo largo y a lo ancho del mundo, se apropia de la cultura de masas”.

Resistencia y apropiación son las palabras claves para nuestra segunda pista. La ideología cracker se funda en una ideología contestataria al orden establecido que se opone a un sistema de dominación que opera en el concepto y la construcción de técnicas.

Publicado por:

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Solo queda un periodista extranjero oficial en Yemen

Adam Baron es un periodista freelance que ha cubierto desde hace tres años el territorio de Yemen, y hace poco fue deportado, confirma The Huffington Post con datos de McClatchy, una cadena de periódicos para la que colaboraba el colega.

09-05-14

Íconos de colores suaves para bellas presentaciones

Un periodista debe agradecer en muchas ocasiones tener un amigo diseñador que ayude a embellecer las propuestas periodísticas o de cualquier otra índole que pasan en su mente en busca de innovar.

27-09-14

Joe Sacco: ‘El periodista no debe castrar la verdad en nombre de la neutralidad’

Sacco remarca que ha recogido en este libro los relatos que quería contar, y que se preocupa sobre todo de aquellos cuya voz rara vez es escuchad.

27-07-13

COMENTARIOS