caleta1

Ya nada es “caleta” con las nuevas tecnologías

  • Pin It

@misanflo

La palabra “caleta” es un peruanismo que alude a algo oculto. Según la lingüista Martha Hildebrandt: “En el Perú [la palabra] se ha hecho sinónimo de escondite y tiene el uso adjetivo de ‘poco conocido’, ‘secreto’ y el adverbial de ‘ocultamente’, ‘disimuladamente’”. “No pases caleta” es una expresión que significa “No quieras pasar desapercibido”. Asimismo, “Este lugar es ‘caleta’ es la descripción de un espacio poco transitado, conocido por pocos. Pero y ¿qué tiene qué ver todo esto con nuestro estudio?

Imagen sacada de aquí http://img89.imageshack.us/img89/3442/logocaleta.jpg

En 1995, en el Perú se publicó por primera vez la revista de música independiente Caleta. Su nombre aludía al carácter velado de la música a la que se referían. Lejos de reproducir la programación de la radio, la revista se planteó acercar a sus lectores a una escena independiente mundial y peruana. La edición número 1393, del 14 de diciembre de 1995, de la revista Caretas en su sección cultural anunciaba la cuarta entrega de Caleta de la siguiente forma:

“No tan caleta se ha hecho ya la revista alternativa de igual nombre, que superando la expectativa promedio de vida de publicaciones de esta naturaleza, circula este mes en su cuarto número [..] Su mirada de lo joven y lo musical desde un punto de vista diferente al de la medianía es lo que ha sacado esta Caleta a la luz, que no por ello abandonará, fidelidad a su nombre”.

La revista editó más de treinta números a lo largo de ocho años, revelando a sus lectores diversos grupos internacionales y peruanos poco conocidos. En palabras de su editor Percy Pezúa, “el nombre ayudó a definir el concepto de la revista, que era el de dar cobertura a bandas al margen del circuito musical oleado y sacramentado por los medios, en especial radio y televisión”. La revista además funcionó como pieza importante en la consolidación de una escena alternativa en Lima, quizá la más grande que haya existido, que agrupó a adolescentes y jóvenes alrededor de grupos como Leusemia, Rafo Raéz, G3, Radio Criminal, Mar de Copas y Dolores Delirio, por mencionar solo las bandas más representativas .

En el 2002, apenas tres años después de la creación de Napster la revista dejó de editarse. Si bien Pezúa señala que la razón principal para dejar de editarla fue el cansancio, podríamos añadir también que el concepto “caleta” con la llegada de la tecnología “disruptiva” P2P entró en crisis. Con el Napster y demás, lo restringido se develó. La tecnología rompió el código de lo “caleta” y dejó al descubierto miles de canciones, que de un momento a otro, dejaron de ser caletas para ser propiedad de todos. La guía y el trayecto ahora se lo trazaba cada uno y ya nada más estaría al margen. Aquello admitía además el fin del concepto de elitismo musical para pocos.

A raíz de este cambio muchos empezamos a compartir y sobre todo a consumir música de diversas partes del mundo sin la necesidad de intermediarios. Años después esto mismo pasaría con la información.




Leave A Comment