Foto: The Guardian

CNN amenaza a periodista por denunciar censura de su documental

  • Pin It

Foto: The Guardian

CNN amenazó a la periodista Amber Lyon, quien en mayo pasado fue despedida como parte de unos recortes, con quitarle todos sus beneficios como exempleada de la cadena y las indemnizaciones que le adeuda si es que sigue denunciando una censura en el medio a raíz de un documental realizado por ella y su equipo en 2011.

Todo comenzó en marzo del año pasado cuando CNN envió a Lyon, una reconocida documentalista, y su equipo a Baréin para que produjeran un documental de una hora sobre el uso de nuevas tecnologías y social media por parte de los activistas locales.

Aunque ya se habían contactado con algunas fuentes, estas desaparecieron o se escondieron. Los opositores del régimen entrevistados en dicho reino fueron agredidos, activistas como Nabeel Rajab, quien también fue entrevistado por Lyon, fue condenado a prisión al poco tiempo de esto, un doctor que guió a los comunicadores por el país se quedó sin hogar luego de que su vivienda se incendiara repentinamente.

Además, los periodistas fueron atacados por 20 hombres armados que bajaron de “un vehículo militar”, sus cámaras de video y fotos fueron confiscadas y el material eliminado. Luego, los interrogaron durante seis horas. A pesar de todo, lograron crear iRevolution: Online Warriors of the Arab Spring, un documental en el que CNN invirtió US$100,000, un monto excesivo para este tipo de producciones.

iRevolution, que ganó varios premios periodísticos, mostraba de una manera negativa a las autoridades de Baréin. Al parecer, esto no le gustó a CNN International, uno de los canales de la famosa cadena de televisión que se emite en Oriente Medio, que hasta ahora, sin motivo alguno, no trasmite el documental, que sí se emitió en la versión estadounidense.

Lyon no se explica, según contó a Glenn Greenwald, periodista de The Guardian, que una producción tan costosa, de interés internacional, premiada y en la que fueron agredidos, no se trasmita por CNNi.

En repetidas ocasiones, la presentadora pidió reunirse con el presidente de CNNi, Tony Maddox, para discutir el tema, que incomodaba a muchos otros empleados de la cadena. Sin embargo, en las dos veces que se reunió con él, Maddox evitó comentar el problema.

Greenwald se contactó con el ejecutivo y este le dijo que iRevolution no fue emitido porque fue un encargo de CNN Estados Unidos y que ellos tienen su propia programación. Además, rechazó que esto sea parte de una censura, pero el reportero de The Guardian descubrió que CNNi tiene varios programas auspiciados por regímenes autoritarios y países criticados por violación de derechos inalienables al hombre, tal como la libertad, y que esta televisora gana dinero como parte de estas alianzas.

Lyon contó que sus productores le pidieron incluir en el documental declaraciones del reino de Baréin tales como que “no contrataban civiles para ataques” o que “activistas como Nabeel Rajab fabricaban lesiones”, pero ella se negó porque sabía que todo eso era mentira.

“Vi que estas afirmaciones eran mentiras del régimen y no podía creer que CNN me estaba obligando a poner en mi reporte lo que sabía eran mentiras del gobierno”, dijo.

A raíz de esto, Lyon recibió un mensaje de un ejecutivo de CNN en el que le exige no hablar más del tema y que precisa que se le quitará sus beneficios y no se le pagará lo que se le debe si continúa hablando.

Greenwald contactó a CNN para que dé su versión, pero un vocero respondió que “no discuten” temas internos y que “CNN International se caracteriza por sus independientes y honestos reportes alrededor del mundo”.

“En este momento”, comenta Lyon, “Veo esos pagos como dinero sucio para permanecer en silencio. Me metí al periodismo para exponer, no para ayudar a ocultar malas conductas. No estos dispuesta a guardar silencio sobre esto por más tiempo, incluso si significa perder esos pagos”, agrega.

¿Qué opinan?

Periodista.




Leave A Comment