Últimas Noticias:
GABO

La vida y obra de Gabo en un cómic

  • Pin It

Gabo

Un cómic de Gabriel García Márquez para conocer su vida y obra. La editorial Rey Naranjo publica “GABO: MEMORIAS DE UNA VIDA MÁGICA”, un homenaje al colombiano más universal que hoy cumple 86 años. 

“Las ilustraciones del caribe colombiano son la puerta de entrada para que los más chicos conozcan su obra literaria. Esta es la primera vez que la vida del Nobel es llevada a este formato”, indica la editorial.

GABO

Foto: Editorial Rey Naranjo

El equipo de trabajo liderado por John Naranjo y Carolina Rey cuenta con guionistas e ilustradores que se dieron a la tarea de investigar las novelas, videos y testimonios de Gabriel García Márquez para contar su vida a través de secuencias narradas cinematográficamente.

“Con esta propuesta se espera que los universos de la literatura y el cómic se unan”, anota la editorial

John Naranjo, editor del libro, propone otras obras cinematográficas y literarias contadas a través de las ilustraciones: “En este momento estamos realizando varios proyectos que involucran personajes de la literatura. Tenemos, en Rey Naranjo Editores, una colección especializada en novela gráfica y esta está respaldada por títulos como ‘Chico y Rita’ de Fernando Trueba y Javier Mariscal, o ‘La chica de polvo’ de la coreana Jung Yumi. Para nosotros es importante educar al público en cuanto que los cómics no son solo superhéroes, pues allí encontramos una infinidad de temas, como lo son las biografías y las historias de vida”

Este libro –para la editorial– pretende acercar al lector a la vida y a la obra de García Márquez en clave de novela gráfica y “así compartir la epopeya que convirtió al muchacho de Aracataca en un verdadero mito viviente de la literatura”.

Desde que apareció el libro, la editorial Rey Naranjo ha recibido pedidos de países como Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia e Italia, informa El Heraldo. En abril será editado en España y se espera que llegue a China.

El libro además recuerda los capítulos en que el Nobel vivió en Barranquilla, se reunió con sus amigos de La Cueva y escribió para El Heraldo.