Herramientas

El Ben Bradlee que conocieron Bob Woodward y Richard Bernstein

Por @cdperiodismo

Publicado el 02 de noviembre del 2014

El editor Ben Bradlee, quien falleció el 21 de octubre pasado, a los 93 años, transformó no solo The Washington Post, sino también la naturaleza y las prioridades del periodismo. Así recuerdan en un extenso texto de despedida los periodistas de investigación que estuvieron a cargo del Watergate.

Bob Woodward y Richard Bernstein resaltan que Bradlee entendía el pasado del periodismo y su importancia, pero estaba completamente liberado de él. “El pasado era historia, de la que había que aprender. Se negaba a dejarse lastrar emocionalmente por él y a desalentarse por sus altibajos”, refieren los periodistas.

Bradalee se había inventado un personaje original en la redacción. “No era hombre de arrepentirse. Nunca se mostraba cínico, pero siempre era escéptico. Y el hilo conductor de su vida  fue el culto a la verdad”, dicen el texto.

Los periodistas del Watergate recuerdan un error monumental referido a una fuente en el reportaje que apareció en la portada. Para Ben, lo importante eran los hechos. ¿Qué datos había? ¿Estaban comprobados? ¿Quién tenía otra versión? El reportaje suponía un gran paso a la hora de demostrar el vínculo entre los delitos cometidos en el Watergate y el Despacho Oval. Lo malo es que ese testimonio no había existido; aunque al final tuvieron razón en sus argumentos.

Durante aquel vergonzoso episodio, hubo un momento en el que estábamos resumiéndole lo que nos había dicho una de nuestras fuentes. “No”, insistió Ben. “Quiero oír exactamente lo que le preguntasteis y cuál fue su respuesta exacta”, recuerdan los reporteros.

LA DEFENSA

Ben enseñó a sus reporteros a presionar, lo cual le hacía sentir cómodo porque era un director que presionaba constantemente. Y cuando debía proteger a sus periodistas, no le importaba nada emplear medidas melodramáticas. “Cuando el comité para la reelección de Nixon reclamó por vía judicial nuestras notas y las de otros redactores del Post sobre el Watergate, como parte de una demanda civil, Bradlee y la editora del periódico, Katharine Graham, decidieron declarar que la propietaria legal de todos los documentos era ella, no sus periodistas, y que cualquier acción judicial debería ir dirigida a su persona”, relatan.

En 2008 volvió a mantener una conversación grabada con los periodistas sobre el Watergate, su vida y The Washington Post. Reflexionó sobre las convulsiones que habían supuesto para los medios de comunicación, por ejemplo, el declive económico del sector de la prensa escrita, el ascenso de Internet y la impaciencia y velocidad del tráfico de noticias.

Si hay algo que destacar es que no podía imaginar un mundo sin periódicos. “No soy capaz”, refirió quien dejó un legado de honradez y una vida muy cercana a la verdad, como lo expresó a Sally, su mujer durante 36 años, en una entrevista que le hizo para el Post en 2012.

Lee el texto completo en El País de España.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

La BBC aprende de Vice sobre la producción de videos

La editora de BBCNewsbeat en la Radio 1 admitió que la compañía tiene que ponerse al día para estar a la par de Vice, una organización especializada en la creación de documentales para la web que cautiva a la audiencia con cada pieza.

15-10-14

PeriodiFails detecta errores en los diarios en España

PeriodiFAILS es un espacio en el que se observan los errores –como plagios y faltas ortográficas – en los periódicos españoles. Cuenta con una página web, un perfil en Facebook y Twitter, en donde registran la mayor actividad y un gran número de seguidores.

03-11-13

Brasil: grabación permitiría identificar a asesinos de periodista

Continúan las investigaciones sobre el asesinato del ciudadano paraguayo Gerardo Servián Coronel, el periodista radial que días atrás fue asesinado a balazos en la frontera de Brasil.

08-03-15

COMENTARIOS