Noticias

Periodista húngara que pateó a refugiados puede ir hasta cinco años presa

Por @cdperiodismo

Publicado el 08 de Septiembre del 2016

La periodista húngara Petra László, quien llamó la atención por patear a refugiados sirios, entre ellos niños, fue acusada de vandalismo por la Fiscalía de su país, un delito penado con hasta cinco años de prisión.

“El comportamiento violento de la acusada, que no causó heridas, provocó consternación en las personas que estaban presentes”, aseguró la Fiscalía de la provincia de Csongrád.

petra

Lászlo puso zancadillas a varios de los refugiados que huían de la policía al entrar en Hungría desde Serbia. No obstante, en la acusación se indica que no es demostrable que “el origen de las víctimas o el hecho de que se tratara de inmigrantes” fuera lo que motivara la actitud agresiva.

Lászlo trabajaba para la televisión N1, medio cercano al partido de extrema derecha Jobbik. Fue despedida y después pidió perdón por sus actos.

Un mes después de su agresión, declaró al diario ruso Izvestia que no podía encontrar un nuevo trabajo y que incluso estaba pensando en emigrar a Rusia.
Visto aquí

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Violencia contra periodistas se incrementó en Afganistán

Con ocho periodistas asesinados en 2014, se confirma que la violencia contra los reporteros aumentó un 64% con respecto al año anterior.

02-01-15

“Los periodistas-gerentes han arruinado el negocio porque nadie va a pagar por un corta y pega”

Ramón Lobo es uno de los despedidos de El País de España. No es una cifra. Es un maestro, un curtido corresponsal de guerra, un hombre del oficio. Si tuviera 20 años, dice, volvería a empezar en la misma profesión porque ser periodista es lo más extraordinario que le ha pasado.

20-11-12

Paraguay: Pobladores implicados en asesinato de reportero

Continúan las investigaciones sobre la muerte del periodista Pablo Medina, asesinado a balazos por sicarios cuando se dirigía a realizar una cobertura para ABC Color en la localidad de Curuguaty.

10-11-14

COMENTARIOS