Claves

Errores frecuentes de los periodistas en la construcción de su marca digital

Por Esther Vargas

Publicado el 14 de agosto del 2011

Parece que todos tenemos claro que necesitamos construir una marca digital. Las redes sociales son herramientas. El contenido y el valor son nuestra responsabilidad, nuestra tarea. No se consigue nada de la noche a la mañana, menos en un clic, hay que trabajar… y mucho.

He estado indagando en diversos perfiles de colegas en este tiempo y estos son algunos de los errores que encuentro.

1. Crean las redes sociales y hasta abren un blog, pero no actualizan ningún espacio.

2. Tienen errores ortográficos (hasta en su pequeña bio de Twitter o de LinkedIn).

3. Piensan erróneamente que construir marca es hablar todo el tiempo de sí mismos. Es la gente la que debe descubrir que son buenos, bonitos e inteligentes. Está bien resaltar los logros, pero debemos dosificar esa información y, sobre todo, ser HUMILDES.

4. No comparten contenidos de otros colegas o sitios webs. Solo lo de ellos es RECOMENDABLE. Ignorar los aportes de la comunidad -y la comunidad también está formada por otros periodistas- dinamita cualquier presencia digital.

5. Llamar la atención en las redes sociales está bien, pero que sea por un buen contenido y no por  agravios, burlas y ataques contra otros usuarios. Discrepar y criticar nada tienen que ver con INSULTAR.

6. Conversar solo con los amigos o los colegas. Eso de ‘periodistas’ solo con ‘periodistas’ está bien, pero si estamos en Twitter y en Facebook tenemos la oportunidad de establecer relaciones con una variedad de usuarios, entre políticos, lectores, artistas, funcionarios, empresas, amas de casa…  No tiene sentido ignorarlos. Seguir a un grupo de privilegiados que además está muy cerca (compañeros del propio medio… uno que otro de la competencia, y se acabó) es desaprovechar el valor de las redes sociales.

7. Difundir rumores es una falta ética que tiene las mismas dimensiones (en el mundo real) y en este (el de las redes, que también es real).

8. Inventar cargos y responsabilidades.  En el fondo, este es un pequeño mundo. Si bien los currículos de papel soportaban algunas historias de ficción, hoy lo que coloques en LinkedIn, en Google+ o en tu fanpage es muy sencillo de verificar.

9. No pisar tierra. Es preciso tenerlo claro: no somos los que más sabemos.  Aquí todos estamos aprendiendo, y estamos en Beta.

10. Jugar con la reputación. Si hoy amaneciste díscolo y con ganas de boicotear a todo el planeta, lo más recomendable es que apagues tu computadora, tu BlackBerry y vayas de compras.

¿Qué otros errores podemos sumar a la lista?

Publicado por:

Periodista. Directora de Clases de Periodismo y La Ruta del Café Peruano. Consultora en Social Media. Editora web del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media.

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Atención periodista: La historia no eres tú

Que el 2013 nos desinfle un poco el ego. Se habla tanto del ego del periodista que ya parece una respuesta cliché (para tantos errores y omisiones en este oficio)

03-01-13

Los botones sociales en tu sitio web no tienen el resultado que esperas

Esta semana un post del diseñador Oliver Reichenstein causó revuelo, ya que dijo que los botones sociales en tu sitio web hacen que “te veas un poco desesperado”.

01-06-12

Periodista: Claves de redacción sobre seguridad en Internet

En el último año, la preocupación sobre la seguridad digital aumentó debido a numerosos hechos que afectaron la información de personas en diversas partes del mundo, y los periodistas han cubierto escándalos como el que desató Edward Snowden.

28-10-14

COMENTARIOS