Noticias

Corresponsales en Siria se enfrentan a la desconfianza del pueblo y a la falta de recursos

Por @cdperiodismo

Publicado el 21 de febrero del 2012

Foto: DPA

Mayte Carrasco, periodista de la agencia de prensa alemana DPA en Siria, escribió el artículo “¿Quién lo contará?: La prensa abandona el conflicto sirio”, un preocupante testimonio que revela cómo los reporteros internacionales sufren día a día para conseguir información.

“La vida se está complicando mucho, no sólo para los sirios locales, sino también para los reporteros internacionales, que ya tienen problemas incluso con la propia gente del pueblo: cada vez hay más salafistas, hostiles con la prensa y especialmente con las reporteras.

Los sirios son cada vez más desconfiados: no creen que la prensa extrajera esté haciendo nada por ellos, ni por su pueblo. No quieren que se publiquen imágenes de dónde están, ni siquiera tomadas en el interior de una casa. Nada de rostros, en absoluto. En tres días en el campo con el Ejército sirio Libre no ha sido posible obtener ni una foto ni grabar imagen ninguna”

La reportera –que no deja de ofrecer artículos desde Siria– cuenta que  en general el pueblo de Siria cree que “la prensa internacional está aquí para aprovecharse de su lucha y ganar dinero: que son acomodados occidentales que se sirven de su revolución para hacerse ricos”.

Carrasco cita a a la presidenta de la Federación Española de Asociaciones de Prensa, Elsa González, quien reconoce que la mayoría de periodistas es reportero  freelance con pocos recursos. “Muchos que cubren la ‘primavera árabe’ no tienen ni chaleco antibalas, les cuesta el sueldo de un mes”, dice.

“Producir, viajar, entrevistar, grabar y editar piezas, transmitir y además escribir crónicas, comentar por radio: hoy un periodista solo y sin respaldo se hace cargo del trabajo que antes implicaba pagar a varios equipos”, anota Carrasco, en el revelador artículok, donde detalla como periodistas de los británicos Daily Telegraph y The Guardian ya se marcharon por seguridad.

“A los periodistas les resulta difícil confiar incluso en los locales de los que dependen, que de un día para otro pueden enfadarse por una frase o una foto. Además, hace muchos días que no se encuentra una fuente de electricidad donde recargar baterías, teléfonos y ordenadores. Se transmite como y cuando se puede, si es que hay Internet unos minutos al día”, escribe.

El artículo completo gracias a El Universal de Venezuela lo pueden ver aquí

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Confirman que fotógrafo polaco secuestrado en Siria hace tres meses está vivo

El ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski, anunció que el fotógrafo Marcin Suber, secuestrado el 24 de julio en Siria, “está vivo”. Sin embargo, el funcionario se reservó a dar más detalles “por la propia seguridad” del periodista. Así informó France Presse.

05-10-13

“Syrian Defector Tracker”: La premiada herramienta periodística de Al Jazeera

“Syrian Defector Tracker”, la herramienta periodística creada por la cadena de noticias Al Jazeera,ha recibido el Premio a la Mejor Innovación Tecnológica en los Online Media Awards, realizados este año en Londres.

18-06-13

Periodista lleva a sus hijos a la guerra

Carl-Magnus Helgegren es un periodista sueco, profesor universitario y padre. Debido a la obsesión que tenían sus dos hijos por los videojuegos de guerra, decidió llevarlos a que conozcan un verdadero conflicto para darles una lección.

12-08-14

COMENTARIOS