Noticias

Irán: Periodista fue obligada a no ejercer el oficio por 30 años, pero su voz trasciende

Por @cdperiodismo

Publicado el 22 de septiembre del 2014

La obligación de silencio para Jila Baniyaghoob parece imposible de aplicar. La destacada periodista iraní y activista de los derechos de las mujeres, no puede ejercer el periodismo por 30 años, está libre bajo fianza y su marido Bahman Ahmadi Amouei permanece preso. A pesar de estas dificultades, la mujer de 44 años encuentra maneras de contar las restricciones y atropellos que abundan en su país.

En el libro  Women of Evin: Ward 209,  Jila Baniyaghoob sostiene que las mujeres siguen sufriendo persecución legal y sistemática en Irán, donde se les prohíbe expresar sus quejas por los abusos del aparato de seguridad del Estado.

Entrevistada por The Guardian, admitió que constantemente está escribiendo sobre lo que ve y escucha. Lo hizo en la prisión y fuera de ella. Su objetivo fue hacer una crónica de las experiencias de los activistas de derechos de las mujeres en prisión. El libro salió en 2013. ¿Algo ha cambiado? Nada, dice ella.

“La mayoría de los oficiales de inteligencia, que mantienen una fuerte presencia en las cárceles de Irán y los centros de detención, se burlan de las leyes y los reglamentos de las propias prisiones”, dice.

Jila Baniyaghoob y su marido Ahmadi Amouie fueron detenidos por su reportaje crítico sobre la administración Ahmadinejad, trabajo de investigación que revela la corrupción del gobierno. A pesar de que todo resultó ser cierto, las autoridades respondieron con la represalia.

“¿Por qué crees que los interrogadores acusan a los periodistas de espionaje a favor de gobiernos extranjeros?”, le preguntan y dice que algunos son ilusos para creer eso, y otros saben que la acusación es falsa, pero siguen como parte de una táctica para obtener confesiones forzadas sobre casos judiciales.

Jila Baniyaghoob fue encarcelada año y medio en 2009. La medida que le impide ejercer el periodismo le parece una “grave injusticia”. Consultada sobre cómo establece contacto con la prensa extranjera, ella dice que aunque reciben advertencias de los funcionarios de seguridad, a veces rompen su silencio para que su voz de protesta se escuche.

“La libertad de expresión y de prensa no son mejores que antes. Mi marido y yo somos un buen ejemplo. Todavía estoy prohibida de escribir”, dijo al referirse al actual gobierno.

El exceso que existe en Irán para controlar la libre circulación de información no cesa. La periodista y bloguera iraní Marzieh Rasouli fue sentenciada a pasar 2 años en una prisión y a recibir 50 latigazos por aparentemente difundir propaganda antigubernamental el año 2012. No olvidemos que en Irán siguen detenidos los periodistas de The Washington Post.

Lee la entrevista aquí

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Wikipedia busca ser cada vez más fiable, pero los periodistas deben buscar fuentes originales

En The Guardian, Katherine Maher, jefa de la Fundación Wikipedia, aclara que la decisión fue de los editores, lo cual muestra la libertad de trabajo de la organización.

12-02-17

Descarga ebook sobre el periodismo ciudadano en la era digital

La figura del periodismo ciudadano ya no pasa desapercibida. La fundación Telefónica publicó el ebook Periodismo Ciudadano, evolución positiva de la comunicación.

27-02-12

#AristeguiTeQueremosAlAire: El grito en Twitter por un periodismo independiente en México

El equipo, como se recuerda, fue sacado del aire y recibió presiones tras revelar el escándalo de la Casa Blanca de Peña Nieto, una investigación que recibiría numerosos premios en el mundo.

14-03-16

COMENTARIOS