Claves

Lydia Cacho: “Una cosa es ser valiente y otra ser estúpida”

Por @cdperiodismo

Publicado el 22 de octubre del 2015

Lydia Cacho es una periodista rigurosa y bastante precavida, que no ha tenido reparo en interpretar a una monja o una prostituta para realizar sus investigaciones periodísticas.

Es por eso es eso que resalta entre las mujeres mexicanas. Como hija de una psicóloga feminista y un padre que siempre le inculcó que ella debía ser lo que quisiera ser, la periodista creció ante lo que ella denomina “una contradicción entre el hogar y las calles”, respecto del rol de la mujer, refirió a la BBC.

“Cuando empecé a ejercer el periodismo a los 23 años, de una manera natural hubo un acercamiento a entrevistar a las mujeres, a los niños y niñas, y contar estas historias que hace 27 años parecían historias menores”, refirió la reconocida periodista.

Su libro “Los demonios del Edén”, sobre la explotación sexual infantil en México, destapó toda una red de trata de personas que involucró a políticos y empresarios. ¿El premio? fue arrestada y torturada. Pero su espíritu periodístico sigue intacto.

Por sus experiencias peligrosas, sabe que un buen periodista debe ser consciente del peligro que corre. “Una cosa es ser valiente y otra ser estúpida”, refirió en la conversación con Juan Carlos Pérez Salazar de BBC Mundo.

Vía BBC.

VIDEO:

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Leila Guerriero: “Un periodista no puede estar por delante de la historia”

Leila Guerriero escribe, escribe. Escribe. Pero antes mira a la gente, se encuentra con lectores –los contempla y escucha–, y vive la vida como cualquiera

09-12-15

Conoce al premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación 2012

El dato suelto de una fuente llevó a un grupo de periodistas de investigación a comprobar una serie de hechos de enriquecimiento ilícito que comprometió al primer ministro de Brasil, quien tras la publicación de la historia, 20 días después, renunció.

14-10-12

Los medios y las ‘exclusivas’ que no son exclusivas

El afán de impresionar a una audiencia cada vez más informada que ya sabe diferenciar lo que es exlusivo y lo que es rutina golpea la reputación de los medios. Lamentablemente, muchas organizaciones de noticias siguen creyendo que televidentes, lectores, radioescuchas y usuarios de la red son bobos.

14-11-13

COMENTARIOS