Claves

Hambre y miedo: Lo que vive el corresponsal de AFP en Alepo

Por @cdperiodismo

Publicado el 30 de septiembre del 2016

Karam Al-Masri, corresponsal de AFP en la parte rebelde de Alepo, se juega la vida día a día. Durante los últimos cinco años, le ha tocado afrontar una desgracia tras otra: la cárcel del régimen y la del grupo EI, la muerte de sus padres en un ataque aéreo, el asedio de su ciudad, el infierno de las bombas y ahora también el hambre. Así se cuenta en el blog Focus de AFP.

A pesar de todo, el periodista, fotógrafo y videasta “sigue contando el día a día de esta ciudad devastada por una guerra sin piedad”.

aleppo-afp-056

“Cuando estalló la revuelta en Siria en 2011 yo tenía casi 20 años. Dos o tres meses más tarde fui arrestado por el servicio de inteligencia política del régimen. Estuve todo un mes en la cárcel, incluyendo una semana en aislamiento total en una celda de un metro cuadrado. Fue horrible pero me liberaron durante una amnistía en 2011. Al principio de la revuelta, había manifestaciones pacíficas. Ningún bombardeo. Sólo el miedo a ser detenido y a los francotiradores en la calle. Al año siguiente, en julio de 2012, Alepo quedó dividida en dos: el sector este, en manos de los rebeldes, y el sector oeste, controlado por el régimen. En noviembre de 2013, con 22 años, fui secuestrado por Dáesh (acrónimo árabe del grupo yihadista Estado Islámico, EI). Estaba en una ambulancia con mis amigos, un socorrista y un fotógrafo. Los tres fuimos conducidos a un lugar desconocido. Era peor que en las cárceles del régimen. Fue muy, muy duro”, relata, en el texto escrito por la periodista Rana Moussaoui, quien estuvo presa con Karam Al-Masri. El compañero de ambos, el rescatista, fue decapitado. Lo grabaron y les mostraron el video.

syria-torture

“Antes de la revuelta, mi vida era muy simple. Estudiaba derecho en la Universidad de Alepo. Soy hijo único. Lo perdí todo, mi familia, mi universidad. Lo que echo más de menos es a mi familia, mi padre, mi madre. Sobre todo a ella. Me acuerdo de ella todos los días, la veo en mis sueños. Hasta el día de hoy, sufro por haberla perdido. Vivo solo, no tengo a nadie. He perdido a la mayoría de mis amigos, que están muertos o en el exilio”, relata este hombre que se convirtió en videasta en 2012, cuando empezó a grabar con su celular las manifestaciones. Su objetivo: mostrar lo que realmente pasaba, y no lo que el régimen decía. Al año siguiente, empezó a trabajar como videoperiodista independiente para la AFP.

aleppo-afp-076

Mirando reportajes de cadenas extranjeras logró un estilo propio. Sin duda, su trabajo es excepcional. Logra captar el terror, el dolor y la esperanza.

“Nunca pensé que me convertiría en reportero pero, con el tiempo, me gustó esta profesión. Siento un profundo respeto por el periodismo y soy honesto ejerciéndolo. Aunque simpatice con la oposición y viva en una zona de la oposición, e incluso haya participado en manifestaciones contra el régimen, cuando grabo evito ser subjetivo y tomar partido por la oposición. Si ésta comete un error, lo digo. Creo que este trabajo es sagrado. Soy muy prudente: si hay una duda o algo no parece real, no lo filmo”, dice el reportero que se mueve entre el hambre y el miedo.

aleppo-afp-header-07

Revisa todo su testimonio aquí 

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Los medios no cubren sus propios hackeos por ser hechos vergonzosos

The Onion —un sitio de noticias satíricas— tuvo su cuenta de Twitter ‘secuestrada’ por hackers sirios a inicios de la semana, pero más allá de alarmarse como cualquier medio de comunicación lo haría, analizaron cómo se llevó a cabo el ataque.

10-05-13

Periodista de Al Jazeera detenido por volar drone en París

No se conocen los nombres y las nacionalidades de los tres periodistas de Al-Jazeera, pero trascendió que dos eran trabajadores independientes. Se sabe que tendrían 34, 52 y 68 años de edad.

26-02-15

Premian trabajo de periodista de AFP por sus fotos de refugiados

El fotoperiodista Bulent Kilic, quien reside en Turquía, fue premiado hoy con la “Visa de Oro” por su excelente trabajo al retratar a los refugiados sirios. La crisis, que viene siendo parte de la coyuntura internacional, destacó recientemente por la muerte de un niño en una playa turca.

06-09-15

COMENTARIOS