Claves

‘La hora final de Castro’, el emblemático libro que se publicó en 1993

Por @cdperiodismo

Publicado el 26 de noviembre del 2016

En 1993, el periodista argentino Andrés Oppenheimer publicó un libro emblemático llamado: ‘La hora final de Castro. La historia secreta detrás de la inminente caída del comunismo en Cuba”.

El periodista se basó en seis meses de estancia en Cuba, más de 500 entrevistas, contactos con la oposición y con altos funcionarios del régimen.

El libro que supera las 400 páginas fue presentado en Madrid. El País da cuenta en esa fecha que el coganador en 1987 del Premio Pulitzer por su cobertura del escándalo Irán-Contra encontró un panorama devastador en la isla.

El periodista tiene una mirada crítica de Cuba. No hace cábalas, pero deja sentir que el final estaba cerca y, según como se analice el contenido, quizás Andrés Oppenheimer se equivocó. La hora final de Castro no llegó en 1993. Tampoco diez años después. Pero un día llegó.

“El mejor servicio que puede hacer el buen periodismo no es opinar; sino anotar, investigar, ver la otra cara del país y contarlo”, dijo Andrés Oppenheimer.

El libro es una lectura recomendada para periodistas interesados en la gran reportería. Muy al margen de la posición ideológica del autor, la historia tiene gran relevancia.

Está en algunas librerías, bibliotecas y en Amazon.

images

 

 

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Gobierno de Cuba libera a cinco periodistas

Periodistas que había sido detenidos por agentes del Departamento de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional fueron liberados finalmente en La Habana.

15-10-13

Yoani Sánchez: ‘Nos detuvieron como narcotraficantes o asesinos’

La bloguera cubana Yoani Sánchez contó en un artículo para El País la terrible experiencia por la que pasó al ser detenida el último viernes junto a su esposo, Reinaldo Escobar, y el bloguero Agustín Díaz.

06-10-12

Cuba abre y vuelve a cerrar Radio/TV Martí, Twitter y otras webs

El gobierno de Raúl Castro, cita el diario, “no dijo ni una palabra y los observadores de Cuba se empezaron a preguntar si La Habana había tomado un paso adelante al permitir más libertad de información en la nación comunista”.

21-06-14

COMENTARIOS