Herramientas

La polémica de nunca acabar por videos con cámaras ocultas

Por Cindy Villegas

Publicado el 25 de Febrero del 2011

Algunos los llaman “activistas encubiertos“. Se trata de personas que se hacen pasar por otras y graban videos, usualmente con cámaras ocultas, que luego suben a YouTube y que son rebotados por algunos medios.

Adam Hochberg de Poynter recuerda algunos ejemplos: Activistas se hicieron pasar por prostitutas y proxenetas para visitar las clínicas de Planned Parenthood, un investigador de la Sociedad Humanitaria consigue trabajo en un matadero de California para buscar violaciones de las leyes de crueldad animal, ayudantes se identifican como estudiantes “trabajando en un proyecto” frente a un congresista de Carolina del Norte y provocan una respuesta violenta.

¿Estos videos constituyen noticias legítimas o son solamente teatro? Para Hochberg, estas revelaciones plantean un desafío al periodista, ya que debe juzgar si es correcto publicar esos videos.

“Los activistas encubiertos han prestado algunas de sus técnicas del periodismo convencional. Desde los días de Nellie Bly y Upton Sinclair, los periodistas han ocultado sus identidades para infiltrarse en los lugares donde la prensa sería mal recibida”, dice.

Sin embargo, si estos métodos son controvertidos, incluso cuando son practicados periodistas profesionales, ¿por qué habría que confiar en voluntarios? Podrían haber editado el video o no tener absolutamente nada que ver con el tema que dice tratar.

Bob Steele ha desarrollado normas para periodistas de televisión encubiertos, recomendando que el engaño sólo se utiliza como una herramienta de último recurso si es que no hay otra manera de encontrar “información excepcionalmente importante”.

No obstante, aunque Steele reconoce que los principales medios de comunicación a veces están a la altura de estas normas, los videos producidos por activistas plantean problemas adicionales.

“Los grupos de activistas no hacen lo que hace el periodismo”, ha dicho Steele. “Ellos tienen una lealtad muy fuerte a su agenda, que no puede ser compatible con decir la verdad al público”, sentencia.

Queda en manos de los medios decidir si se publica este tipo de material. Para la profesora de ética Jane Kirtley, de la Universidad de Minnesota, los periodistas debemos recordar que se “está poniendo en juego el presitigio de su organización de noticias si adopta estos videos como lo que pretenden ser (…) Si no se hace una investigación previa a la publicación ¿entonces qué te separa de You Tube o de alguien que simplemente publica algo en un blog sin ninguna revisión?”.

¿Te has visto envuelto en esa disyuntiva?

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Plantillas de visualización de datos para las redacciones

Cloudstitch es una web que incluye paquetes para la creación de material gráfico con datos. La página promete hojas de cálculo de propulsión que son fáciles de reutilizar, archivar y distribuir.

25-12-15

Descubre Together, una aplicación gratuita ideal para periodistas

Desde donde estés, ‘Together’ es una excelente app para hacer videos, editarlos y compartirlos.

01-02-14

Decálogo: ¿Qué hace un periodista como tú en un sitio como Twitter?

Carmela Ríos se ganó el premio Ortega y Gasset de periodismo por su cobertura en Twitter de los primeros momentos del movimiento 15-M en Madrid, la cual El País de España comparte.

18-04-12

COMENTARIOS