Noticias

Otro ejemplo de por qué los periodistas no deben fiarse de Wikipedia

Por Esther Vargas

Publicado el 22 de agosto del 2011

Foto: thestar.com

La información que proviene de las fuentes,  tradicionales y no tradicionales (entiéndase redes sociales y webs), debe contrastarse siempre. Esta es una vieja lección, reiterativa para muchos, pero pertinente de recordar en estos tiempos en los que recurrir a Internet de manera rápida puede ser tan bueno como malo.

En  The Canadian Journalism Project conocimos el caso de un joven periodista que cometió un grave error por fiarse de Wikipedia. La historia la cuenta Kathy English en el Toronto Star, una lección para tener en cuenta.

El periodista Michael Woods, un pasante en el diario, aprendió de la peor manera lo perjudicial que puede ser publicar información no verificada.

Woods escribió sobre la muerte del  jugador de hockey Rick Rypien, víctima de la depresión.

En el informe, Woods consignó una declaración del gerente general del club de Rypien, Mike Gillis, quien -según la nota- dijo en noviembre al Vancouver Sun que el deportista era un loco. ¿Cuál era la fuente de esta información? No era el Vancouver Sun. Era Wikipedia.

Gillis nunca dijo tal cosa. El equipo emitió un comunicado calificando la historia de inexacta e injusta. Tras el grave error, el editor del medio, Michael Cooke, envió un memorándum a la sala de prensa para recordar que la información obtenida de Wikipedia debe  ser verificada en otras partes. El diario se disculpó ese mismo día.

LA IMPORTANCIA DE ADMITIR EL ERROR

“No voy a poner excusas. Fue un error terrible, yo no seguí el procedimiento indicado”, reconoció, tras admitir que si lo hubiera hecho, habría descubierto que la cita de Gillis era falsa.

Alguien manipuló la auténtica cita de Gillis del Vancouver Sun para hacer que parezca como si Gillis había llamado al jugador “loco”.

Michael Woods,  de 23 años de edad, está devastado por su error. Según se consigna en la columna, nunca había citado a Wikipedia en sus artículos porque justamente sabía bien que cualquiera podía manipular el sitio.  Sin embargo, en esta ocasión optó por el camino fácil. El copy/paste de Wikipedia. “Creo que me dije que ya que la información se atribuía a Vancouver Sun tenía que estar en lo cierto”, dijo.

El editor de deportes Jon Filson estaba horrorizado por este error, mientras que  Rob Grant, el editor que trabajó con Woods en la nota, refirió que no era consciente de que el periodista había encontrado la cita en la Wikipedia.

Es importante destacar cómo lo ocurrido te lo cuentan en el mismo diario. Un mea culpa necesario que involucra a más actores que el inexperto periodista.

Buena ocasión para recordar esta guía breve para usar Wikipedia con criterio periodístico.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Los diarios de papel han perdido contacto con la audiencia

El periodista señaló que en el caso del periódico que dirige se está tratando de generar compromiso con el público tanto en la versión impresa como en la digital.

07-04-14

El Mercurio: Debemos evitar que el periodismo se banalice

La advertencia está hecha. La editora de Revistas del diario El Mercurio de Chile, Paula Escobar, advirtió ayer sobre el peligro de que el periodismo se “banalice” o se transforme en una actividad solo de “espectacularidad” o de “instantaneidad”, y abogó por mantener la médula y esencia de la profesión.

03-06-15

Vine y su utilidad para las redacciones

¿Ya probaron Vine? El servicio de videos de 6 segundos de Twitter puede ser útil para los periodistas como lo demuestra esta cobertura de Nowthisnews.com, donde vemos el efecto devastador de Sunday.

30-01-13

COMENTARIOS