El País,The Guardian, NYT y Der Spiegel condenan la nueva filtración de WikiLeaks

02/09/2011
130 Views
  • Pin It

Foto: Spiegel

El diario español El País,The Guardian, The New York Times y Der Spieguel -que publicaron anteriormente los cables de Wikileaks- condenaron la última filtración de la web, al considerar que se produce una “innecesaria publicación de base de datos”.

WikiLeaks ha publicado numerosos cables en los que no ha borrado el nombre de los informantes, tal y como sí hicieron los diarios en anteriores ocasiones. Para los medios citados, esta actuación “podría poner en peligro” a los confidentes de la Casa Blanca y el Pentágono.

Los cuatro periódicos, en un comunicado conjunto, lamentan la decisión de WikiLeaks de publicar sin editar los cables y responsabilizan a Julian Assange de esta postura. “La decisión de publicarla corresponde única y exclusivamente a Assange y es él quien debe responsabilizarse”, se señala.

El País, por su parte,  defendió la anterior colaboración: “En aquella cobertura, EL PAÍS borró los nombres de esas fuentes, con la intención de protegerlas y evitar represalias contra ellas. Wikileaks, sin embargo, ha ido publicando esos cables por su cuenta y de forma paulatina, sin otorgar esa protección a los informantes. Entre julio y agosto ha incrementado notablemente el volumen de esas filtraciones”.

Y añade:

La labor de buscar nombres de fuentes y borrarlos es costosa, y Wikileaks no la asumió en su primera gran filtración, la de los 92.000 documentos de la guerra de Afganistán, en julio de 2010. Entonces, un portavoz de los talibanes anunció que su organización había buscado en los documentos nombres de informantes y espías, y que estaba elaborando una lista con ellos.

“Defendemos nuestros anteriores proyectos de colaboración. No podemos, sin embargo, defender la innecesaria publicación de la base de datos al completo. Es más, condenamos esa acción de forma conjunta”, han reiterado.

La decisión ha causado además la pérdida del apoyo de Reporteros de sin Fronteras:

Como Reporteros Sin Fronteras no cuenta con los medios técnicos, humanos ni financieros para verificar cada cable filtrado, ha decidido aplicar el principio de precaución. La organización había abierto el sitio espejo precisando defender “la libertad de circulación de la información en Internet y el principio de protección de fuentes, sin los cuales el periodismo de investigación no puede existir”. Dado que ahora la protección de las fuentes está en duda, la organización decide suspender el sitio a la espera de un nuevo esclarecimiento del asunto.

WikiLeaks explicó en un comunicado que decidió publicar los cables, una vez que la clave que permitía acceder a los documentos encriptados había sido divulgada. Wikileaks acusa a The Guardian, pero el diario ha rechazado cualquier tipo de responsabilidad.

La guerra está declarada.

Tags