Foto: Público

“Los periodistas somos necesarios, hoy más que nunca”

09/04/2012
326 Views
  • Pin It

Foto: Pablo Vázquez/APM

Carmen del Riego es la primera presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) en los 116 años de existencia de esta institución. Desde que asumió este cargo, la experimentada periodista no ha dudado en exponer la precaria situación de los periodistas españoles y encabezar campañas en favor de la dignidad de este oficio.

Del Riego tiene claro que el llamado periodismo ciudadano no es periodismo. Y lo dice sin medias tantas. De igual manera, cuestiona a los medios y empresas que no pagan a los informadores lo que se merecen, y sostiene que hoy somos más necesarios que nunca Y sabe ser autocrítica y sabe bien recordarnos lo importante que es no dejar de capacitarnos para enfrentar el mundo.

En entrevista con Clases de Periodismo, Del Riego destacó que la precariedad laboral del gremio ha sido advertida por la Asociación de Prensa de Madrid. De hecho, 2011 ha sido considerado el peor año para los profesionales de la información en España, en términos de paro y precariedad. La APM mantiene la campaña#gratisnotrabajo y otras acciones más que apuntan a que el periodista tenga un trabajo bien remunerado.

¿Qué recomendaciones ofrecen a los colegas? 

La recomendación tiene que ser que gratis no se pueden aceptar trabajos, porque se devalúa nuestra labor y se está contribuyendo a que el periodismo no se valore en toda la importancia que tiene. A lo que es gratis no se le da importancia, y el periodismo es demasiado importante para el ciudadano como para permitirnos jugar con él, con la herramienta que garantiza el derecho de los ciudadanos de estar informados. Lo que sí me cuesta, como presidenta de los periodistas de Madrid, es criticar a los jóvenes que como única vía para introducirse en el periodismo encuentran trabajos gratis y los aceptan para “meter la cabeza” en espera de que demostrando la valía llegarán a tener un trabajo bien remunerado. Pero no se dan cuenta de que quienes contratan gratis a alguien para hacer un trabajo tan cualificado son unos desaprensivos y les da igual la valía o el buen hacer de quien se quiere dedicar al periodismo,  cuando quien ha trabajado gratis exija dinero, porque no se puede vivir sin cobrar toda la vida, dejará de servirles, porque no les importa el periodismo, sino el dinero. Por eso creo que la actuación no tiene que ser contra los compañeros que trabajan gratis, sino contra las empresas y los medios de comunicación que no pagan como se merecen a sus periodistas.

Se habla mucho de emprendimientos digitales, de periodistas que deben crear sus propios medios y buscar formas no tradicionales para hacer periodismo. ¿Cuál es el camino?

Una cosa es buscar nuevos soportes en el mundo digital para hacer periodismo, y otra muy distinta es creer que hay formas no tradicionales de hacer periodismo. Los soportes son válidos todos y merece la pena explorar cualquier fórmula de emprendimiento donde hacer periodismo, pero teniendo en cuenta que el periodismo, sea cual sea el soporte, tradicional, digital, o el que esté por inventarse, será siempre periodismo, con los mismos valores que son propios del periodismo: buscar la verdad, investigar, contextualizar, en resumen, entender el mundo en el contexto en el que se vive para explicárselo a los ciudadanos, sus destinatarios, sea por la vía que sea.

¿Somos los periodistas realmente necesarios o cualquiera puede reemplazarnos si tiene a mano ingenio, curiosidad, sentido común y un smartphone?

Los periodistas somos necesarios, hoy más que nunca, por la complejidad del mundo en el que vivimos. El ingenio, la curiosidad, el sentido común, son características que tiene que tener un periodistas, pero no todos quienes tienen ingenio, curiosidad y sentido común son periodistas. Pueden ser escritores, descubridores, inventores, matemáticos. Para ser periodista, como para ser matemático, se necesita también unos conocimientos del mundo, de la redacción, de la ética, del mundo, que son los que te convierten en periodista. Un smartphone es un artilugio muy útil para un periodista, como lo es para un comercial que se dedica a vender quesos, pero no por eso te conviertes en periodista. Dicho de otra manera: el periodismo ciudadano no es periodismo. Alguien con un smartphone o con un iPad lo que puede ser es una fuente para un periodista que contraste esa información, que la contextualiza y la haga entendible a los ciudadanos.

NECESARIA AUTOCRÍTICA

Se culpa a los medios, a los gobiernos y a las empresas de la crisis. Me pregunto si los periodistas también tienen algo de culpa en esta situación.

El periodismo viven dos crisis ajenas a los periodistas: la crisis económica, por lo menos en Europa, y la crisis de modelo producto de la aparición de las nuevas tecnologías, pero también debemos hacer autocrítica y decir hasta qué punto somos responsables de habernos acomodado a hacer el trabajo más fácil gracias a esas nuevas tecnologías, de forma que hemos sustituido las fuentes por Google y hemos aceptado sin levantar la voz prácticas que sustituían nuestro trabajo por comunicados ya redactados, cortes de voz ya enlatados o vídeos distribuidos por quienes eran el origen de esas informaciones, convirtiendo así en propaganda las informaciones que hubieran merecido más trabajo, más análisis, más contraste y más crítica.

¿Qué se debe hacer para ser periodista y sobrevivir en España?

Primero formarse, y después mantener la integridad de lo que debe ser un periodista. Suscribir los valores contenidos en el Código Deontológico que nos hemos dado los periodistas españoles y europeos y que deben regir nuestros comportamientos, y después esforzarse para lograr un trabajo, y no desmayar pese a las dificultades, porque se acabará consiguiendo un trabajo de periodista, y se será respetado como tal.

¿Qué le dirían a un chico que sale de la escuela y quiere ser periodista?

Que nunca deje de estudiar, que nunca deje de sorprenderse, que lea y estudie y vea la realidad con los ojos con los que debe verla un ciudadano, y se la explique. Que no se crea protagonista de nada, porque no lo es, sino mero intermediario entre la realidad y los ciudadanos, explicándosela y haciéndosela más fácil de entender.

Los periodistas pueden recurrir a la APM para expresar sus quejas y denunciar abusos y atropellos. ¿Qué rol cumple esta asociación?

Por supuesto. Existe una comisión de quejas y deontología a la que pueden recurrir, no sólo los periodistas, sino los ciudadanos que creen que algún periodista ha contravenido alguno de los principios contenidos en el Código ético de la federación de asociaciones de periodistas de España. La Asociación siempre está para defender no sólo a los periodistas, sino al buen periodismo y a las buenas prácticas.

Periodista. Editora de Social Media de Agencia Andina y El Peruano. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo.

Leave A Comment