Noticias

Twitter y la decisión de entregar datos de sus usuarios a los gobiernos

Por Alvaro Reyes

Publicado el 13 de julio del 2013

twitter

Twitter  se enfrenta a un caso sin precedentes en Francia. Tras comprobarse la existencia de usuarios que tuitean mensajes de odio contra los semitas, la compañía se ha comprometido a identificarlos al violar las leyes de ese país. Este hecho va en contra de las políticas de libertad de expresión que la red social defiende.

Un acontecimiento como éste ha motivado que la empresa esté viendo vulnerado su rígido cerrojo ante las autoridades gubernamentales. En otros países, algunos Estados le han exigido a la red de 140 caracteres proporcionales información acerca de internautas y activistas.

Twitter se encuentra en un disyuntiva que aún no puede resolver. Continuar protegiendo a sus usuarios o ceder ante la presión de los gobernantes y entregar datos personales de una persona que usa sus servicios en países, como el galo, donde su negocio es rentable. 

Los gobiernos tienen una sed insaciable de obtener más información sobre sus ciudadanos y las empresas de Internet, como almacenes de datos, van a estar en la lista de objetivos“, expresó Eric Goldman, profesor de derecho en la Universidad de Santa Clara, al New York Times.

La red de microblogging, finalmente, ha entregado datos a un fiscal de París sobre los usuarios que manifiestan su rechazo a otras culturas que conviven en Francia. La tensión con la que vive Twitter es latente ya que hay muchos grupos judíos que presionan para que esta compañía siga entregan información.

Las normas de la red social piden dicen que “los usuarios pueden publicar contenido, incluido el contenido potencialmente inflamatorio, siempre y cuando no viole los Términos de Servicio y las Reglas de Twitter”, los que incluyen Los que incluyen la prohibición ” de amenazas directas y específicas de violencia en contra de otros “.

Esta clases de casos complica las intenciones de expansión de Twitter. Un conflicto con las leyes de cualquier país potencialmente hace vulnerable a tener sus bienes confiscados y sus empleados detenidos.

Fuente: New York Times

Publicado por:

Editor de contenidos en @cdperiodismo

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

La revolución de Le Monde

Es común enterarse de conflictos internos en un medio por desacuerdos entre la línea editorial de un diario y la opinión de sus accionistas. Cuando se impone la parte periodística, como sucede en Le Monde, es importante conocer cómo se logra esta independencia en una realidad donde la práctica del periodismo está condicionada por los intereses económicos.

06-05-13

10 meses de cárcel para emiratí que tuiteó “noticias falsas”

La justicia de Emiratos Árabes Unidos decidió condenar a Abdullah Al Haddidi con 10 meses de cárcel por haber tuiteado “noticias falsas” sobre la situación de tres ciudadanos acusados de sedición que estarían siendo torturados mientras el juicio aún se lleva a cabo. Así informó Al Monitor.

29-05-13

Lo que no se puede decir en Twitter

La libertad de opinar se ha convertido en el mejor argumento para aceptar y esgrimir juicios que, en algunos casos, y a pesar de lo reveladores o hirientes que pueden ser para una persona, ya trascienden los límites.

26-12-13

COMENTARIOS