Noticias

Periodista confiesa que es dama de compañía por placer

Por Esther Vargas

Publicado el 18 de septiembre del 2014

Era un secreto y ahora es un escándalo. Amanda Goff, de 40 años, reveló al mundo que además de periodista era trabajadora sexual.  Su familia está indignada y sus compañeros de trabajo no salen de su asombro. Su familia la condena y los que conocían su trayectoria se han dedicado a juzgarla, aunque algunos valoran su honestidad.

Amanda o Samantha X son la misma mujer. Amanda tiene una trayectoria profesional en el mundo de las revistas de belleza, y una carrera periodística en suspenso. Y Samantha X posee una historia increíble que podemos conocer a fondo en una web donde muestra su belleza, su placer por el sexo y los detalles de un oficio que para muchos es motivo de asco.

LA REVELACIÓN

El periodista James Thomas, en su programa ‘Sunday Night’ del Canal 7 australiano, admitió al comienzo de su espacio que durante mucho tiempo pensó que ‘conocía casi todo’ sobre la periodista a la que consideraba una amiga. Durante la conversación, reproducida en español por el diario El Mundo, Thomas y Goff tuvieron un diálogo frío donde él pontificaba sobre lo que creía de ella antes de la revelación. Pero otras personas, más cercanas a la periodista, sí sabían de su secreto. No eran muchas, pero tenían conocimiento y la respaldaron siempre, dice ella.

Amanda Goff, madre de dos niños, confesó que desde 2012 es dama de compañía de lujo. La periodista experta en temas femeninos de belleza y salud había desempeñado cargos directivos en revistas como ‘New Idea’, ‘InStyle’ o ‘Prevention’, además de trabajar en programas de TV como Today Tonight o The Morning Show. Nadie sabía de su otra vida.

Pero la historia de esta mujer no se conoció en la entrevista. Salió a la luz con el libro “Hooked – Secrets of a High-Class Escort” y una web lo suficientemente explícita como para que queda clara su verdad.

“Escribí el libro para otorgar una voz inteligente a las trabajadoras del sexo, lo mismo que a los hombres que las usan. No todas las mujeres que trabajan en esta industria son adictas (a las drogas), víctimas de abusos, etc. Ni todos los hombres que nos visitan son perdedores o violadores. Esta industria está llena de seres humanos, educados, normales” afirmó en una entrevista que concede a LOC a través de e-mail.

La periodista remarcó que nunca se había sentido degradada, utilizada o usada.  “Puedo decir honestamente que me gustan todos mis clientes como seres humanos y amantes. Otra cosa es que siempre disfrute con cada cita sexual. Hay días en los que no me acompaña el estado de ánimo o que estoy pensando en otra cosa. Pero el sexo siempre ha sido respetuoso y seguro”, explicó.

“Muchas más mujeres de las que usted pudiera creer han pensado en vender sexo alguna vez en su vida. Tenemos ese poder porque siempre habrá hombres dispuestos a pagar. Siempre he sido muy sexual y la industria del sexo me fascinaba. ¡Claro que era una fantasía! ¿A qué mujer no le gusta que le adoren los hombres?’, afirmó.

En conversación con el periodista dio a entender que tras sus fracasos amorosos decidió que ningún hombre se iba a aprovechar de ella, y decidió cobrar por algo que estaba haciendo gratis.

Su trabajo de periodista también la aburría y ello quizás la empujó a tener una vida diferente.

Cuenta El Mundo que “un día, aprovechando la hora de la comida, se personó en un burdel A1 de la ciudad más poblada de Australia. Dos días después, Amanda Goff se había convertido en Samantha X, el nombre que eligió para identificarse en su nueva aventura.

Su libro describe su vida como trabajadora sexual sin detalles y sin pudores. Y declara abiertamente su pasión por el sexo. Así de sincera. Sin adornos.

Comenzó cobrando 450 dólares pero un año y medio decidió independizarse, y todo mejoró.  ‘Dejé el burdel para trabajar como señorita de compañía privada. Así tenía que ver a menos hombres y les ¡cobraba mucho más!’, narró a LOC. Llegó a cobrar 800 dólares la hora y 5000 por toda la noche.

Su exmarido y sus padres han reaccionado indignados. El banquero David Basha, el padre de sus hijos y expareja, dijo que era una vergüenza.  Y de acuerdo con medios australianos, su padre le escribió un email diciéndole que le daba asco.

GRACIAS POR SER HONESTA

“Sí, se han escrito un montón de cosas desagradables e inquietantes sobre mí, pero la gente que me apoya ha impuesto su voz. Me he encontrado con mujeres y hombres en la calle que me decían: ‘¡Gracias por ser honesta!’ ¡Y después me hablaban de sus asuntos amorosos! Otros me han escrito pidiéndome consejo. Me encanta ayudar a la gente”, aseguró a LOC.

En la web, Samantha X responde preguntas de los lectores. Secretos de sábanas, dice. Y en Facebook está promocionando su libro, su historia. Pocos saben también que antes de llegar a Australia trabajaba en Londres  como reportera de periódicos sensacionalistas como ‘The Mirror’ o ‘Sunday People’, desde donde cree que quizá hacía más daño que alquilando su compañía.

Cuando la prensa le pregunta qué dirán sus hijos, ella dice que seguro la comprenderán. “Lo que los niños necesitan es amor incondicional, la estabilidad, la confianza, la crianza y el tiempo de sus padres. Espero que mis hijos crezcan para ser adultos sin prejuicios, de mentes abiertas, auténticas y honestas. Quiero que ellos muestren amabilidad y compasión a los demás”, responde a los cuestionadores periodistas, a quienes reitera que no siente vergüenza ni culpa. Y es que por momentos pareciera que eso quisieran escuchar los medios o los críticos.

Tampoco sabe si seguirá en el mundo de las damas de compañía. Y no tiene idea si el periodismo es todavía el camino.

Publicado por:

Periodista. Profesora especialista en periodismo digital, comunicación digital y social media. Directora de Clases de Periodismo y Sin Etiquetas. Consultora en Social Media. Soy editora de Audiencias del diario Perú21 del grupo El Comercio de Perú. Colaboro con la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

ISIS ejecuta a periodista en Mosul

El Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) ejecutó al periodista y camarógrafo Jala al Abadi. “Había sido arrestado hace 41 días bajo el cargo de filtrar información a la prensa iraquí desde Mosul”, dijo Mohamad Bayati, director de la Red de Medios de Nínive.

17-07-15

¿Por qué se necesita un periodista como Community Manager?

Ignacio Afonso Montesdeoca, delegado de Europa Press en Canarias, ofrece en la siguiente entrevista su opinión sobre los Community Manager, puesto que ya ambicionan no pocos periodistas. -¿Qué perfil debe tener un Community Manager? -Los periodistas pueden ser expertos en comunicación, los formados en marketing e incluso los informáticos también. Pero la realidad es que […]

15-09-10

Periodistas alemanes podrían dejar Tokio por alerta nuclear

Ante una eventual amenaza nuclear, los medios alemanes habrían decidido alejar a sus corresponsales de Tokio, en Japón. Cabe recordar que el viernes un terremoto de 9 grados afectó tierras niponas. Según una encuesta de la agencia DPA, “los medios de comunicación se encuentran en una encrucijada: necesitan informar de primera mano de lo que […]

15-03-11

COMENTARIOS