Noticias

Semanario francés incendiado sigue informando desde un blog

Por @cdperiodismo

Publicado el 04 de noviembre del 2011

Foto: Mehdi Fedouach/AFP

A pesar de que incendiaron el local del semanario satírico francés Charlie Hebdo, su página web fue hackeada y su página de Facebook casi cerrada por publicar al profeta Mahoma en portada, el medio quiere seguir informando y ha abierto un blog para defender su “derecho a la burla” y la libertad de prensa.

“Charlie Hebdo está disponible nuevamente en sus quioscos, reimpreso con urgencia con los pocos medios que nos quedan”, refiere el blog, tras invitar a sus lectores a que se suscriban a dicha publicación. “Esa es la única manera de ayudarnos”, añade el medio, citado por El Mundo.

Luego del atentado, los periodistas de Charlie Hebdo trabajan desde la sala de prensa del diario Libération, que se solidarizó con sus colegas y los acogió en sus instalaciones.

Cabe indicar que el director de la publicación, Charb, el de redacción, Riss, y su diseñador, Luz, se encuentran bajo vigilancia policial tras haber recibido amenazas de muerte.

Visita su blog aquí.

Publicado por:

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Todo listo para la entrega del periodista francés secuestrado por las FARC

Como lo solicitaron los voceros de las FARC, un enviado especial del gobierno de Francia y la exsenadora colombiana Piedad Córdoba ya se encuentran en la ciudad colombiana de Florencia para conformar la misión humanitaria previa a la liberación del periodista francés Romeo Langlois.

29-05-12

Slate de Francia, la fórmula de buscar el nicho y ofrecer periodismo de calidad

Una revista inteligente en la web. Eso es Slate.fr, un sitio que con un millón de visitantes por mes es el orgullo de Johan Hufnagel, cofundador del sitio, un periodista que sabe cómo se respira en las redacciones.

03-11-12

Sobrevivientes de Charlie Hebdo se instalaron en diario Libération

Los periodistas llegaron en horas de la mañana escoltados por un fuerte despliegue policial, informó la web del propio Libération, que brindó sus dependencias para que puedan seguir con su trabajo.

09-01-15

COMENTARIOS