Foto: The Guardian

10 reporteras mamás de las que tenemos mucho que aprender

  • Pin It

Ser madre es una tarea difícil y nadie puede afirmar lo contrario. Pero ser madre cuando el trabajo te obliga a dejar a tus hijos por viajes y exponerte a peligros o tener horarios muy complejos, hace esta tarea mucho más complicada.

Esta es una lista de 10  madres reporteras que continuaron trabajando a pesar de la dificultad que supone cuidar a un pequeño. Este es un pequeño homenaje a todas las periodistas mamás que día a día hacen hasta lo imposible por realizar sus coberturas sin descuidar a sus niños. ¡Feliz día de la madre!

1. Rosa Isela Pérez

Trabajó siete años en el diario El Norte de Ciudad Juárez escribiendo sobre los feminicidios. Hoy se encuentra refugiada en España debido a las constantes amenazas que recibia de funcionarios públicos estatales y federales aliados con el crimen organizado.

“No me sentí segura. Así que pensé que no iba a arriesgar a mis hijos y esperar a que pasara algo”, le dijo la primera reportera mexicana exiliada en España a El Universal. Lee su declaración completa en este enlace.

Foto: El Universal

2. Alex Crawford

Considerada  la corresponsal estrella de Sky News, Alex asegura que su trabajo -aunque peligroso- no es incompatible con su tarea de madre. Cuando le preguntaron cómo hacía para criar a cuatro hijos y viajar por el mundo enfrentando el peligro de algunas coberturas, se sintió ofendida. “Es un dilema para muchas madres que trabajan, pero espero ser un modelo para mis hijas”, declaró. Su esposo, Richard Edmondson, cuida a sus hijos cuando ella viaja.

Foto: The Guardian

3. Lara Logan

Lara Logan ha sido criticada en varias ocasiones por ser “demasiado osada para ser mujer”. Una absurda afirmación definitivamente. Siendo madre de dos niños y corresponsal de la cadena CBS  fue golpeada y ultrajada sexualmente por una multitud, mientras cubría los sucesos en la plaza Tahrir de El Cairo el día de la renuncia del expresidente egipcio Hosni Mubarak. Ocurrió en febrero del año pasado.

Foto: NYT

4. Sue Jameson

Ha trabajado durante más de 25 años como corresponsal, cubriendo historias de Kosovo, Belgrado, Israel y en todo la antigua Unión Soviética, incluyendo Chechenia. Sue sabe lo que es arriesgar la vida, pero hoy admite que la maternidad ha limitado su carrera. Sostiene que la mayoría de mujeres que han surgido en el periodismo no hubieran podido llegar a dónde ahora están de haber tenido esa culpabilidad innata que sienten las madres cuando dejan a sus hijos en casa para continuar con sus ‘exitosas carreras’.

Decidió no ir a Afganistán, por ejemplo, “porque las posibilidad de salir muerta o herida eran muchas”. Era un riesgo que no estaba dispuesta a correr.  Estas declaraciones fueron extraídas de la columna ‘The War Journalist Mother‘ escrita por Jameson para Dart Center for Journalism & Trauma.

Foto: BBC

5. Yvonne Ridley

Fue secuestrada en Afganistan mientras trabajaba para el Sunday Express. Durante los 11 días que Yvonne estuvo prisionera, su hija Daisy capturó la atención de los medios internacionales. Dos años después de haber sido liberada, la periodista se convirtió al Islam argumentando que leer el Corán le había cambiado la vida. Su extraordinaria experiencia fue plasmanada en el libro ‘Ticket to Paradise‘ y posteriormente en el documental ‘My Mother’s Daughter‘, donde se explica la nueva relación que Ridley comenzó con su madre cuando regresó del cautiverio.

Foto: islamiswinning.com

6. Silvia González

Siendo corresponsal de El Nuevo Diario de Nicaragua , Silvia se convirtió en la periodista número 650 en exiliarse para proteger su vida. Esta cifra internacional la puso en el ojo de todos los medios cuando tuvo que huir de su país tras recibir constantes llamadas telefónicas que la amenazaban de muerte a ella y a su familia en agosto de 2011.

Las intimidaciones surgieron luego de que la periodista criticara al gobierno nicaragüense y a las autoridades de Jinotega. Sus hijos también se vieron afectados, pues les enviaban mensajes de texto amenazándolos de muerte si su madre continuaba realizando denuncias.

Foto: elnuevodiario.com.ni

7. María Antonieta Collins

Reconocida internacionalmente por su labor periodística y sus grandes éxitos literarios, la periodista mexicana residente en EE.UU. presentó el año pasado su noveno título en coautoría con su hija Antonietta Collins.

En una entrevista para Mamá Latina, la autora de “Porque quiero, porque puedo y porque me da la gana” contó cómo su hija menor se quejaba de sus ausencias cuando era niña y ahora le pide perdón. “No sé cómo lo hiciste mamá, con dos niñas y trabajando en periodismo”, le dice la joven periodista a su madre. María Antonieta se siente feliz.

Foto: Maria Antonieta Collins (Oficial) en Facebook

8. Marisa Brel

Sabía lo complicado que era combinar su trabajo con la maternidad, pero nunca le importó. Hace 9 años tuvo su primera hija gracias a la fecundación in vitro.

Su aventura para convertirse en madre la llevó a escribir el libro “Voy a ser madre… a pesar de todo“, un relato que- como afirma Infobae América- conmovió mucho a la opinión pública. Su caso llegó a oídos del gobernador de la provincia argentina de Buenos Aires y el ministro de Salud, quienes se comprometieron con la Ley de Fertilización Asistida Gratuita y con la nueva normativa sobre adopción.

Marisa Brel y su primera hija Foto: Infobae

9. Mary F. Pols

En el 2009 publicó el libro “Accidentally on Purpose” (“El mejor error de mi vida”, en su edición española) que trata sobre la decisión de convertirse en madre a los 39 años con un hombre desconocido 10 años menor que ella. Ganadora de muchos premios y sobresaliente desde la escuela, Mary nunca creyó necesario casarse para continuar con su vida rodeada de éxito profesional.

La interesante historia de esta exreportera de Los Angeles Times también ha sido convertida en una serie de televisión para la CBS. Lee más detalles en este enlace.

Foto de Pols Benet

10. Zarella Sierra

La periodista peruana Zarella Zierra es incansable. Incansable mamá e incansable reportera de Política e Investigación en el diario Perú.21. ¿Cómo lo hace?

-Como periodista estás acostumbrada a trabajar sin horarios y sin saber cómo se desarrollará tu jornada al siguiente día. Cuando estás sola consideras ese factor sorpresa como una de las tantas inyecciones de adrenalina que caracteriza la labor periodística, pero cuando eres mamá todo cambia. En mi caso, siendo reportera de Política e Investigación, he tratado de cuadrar las reuniones con mis fuentes con los horarios de mi bebé, pero la mayoría de veces no he tenido éxito. Gracias a mi cualidad de poder estar todo el día sin almorzar (algo que, creo, solo un periodista está acostumbrado a hacer), he logrado llevarlo a sus chequeos médicos y aunque trato de llegar a casa para bañarlo y acostarlo muchas veces las noticias de último minuto me han mantenido en el diario hasta bien entrada la noche. Pese a todo, no cambio mi trabajo por nada. Ser periodista me da una visión amplia de la realidad de mi país y eso es lo que quiero transmitir a mi hijo, que sea consciente de la problemática de su país y que, en la medida de lo posible, trate de hacer algo para cambiarlo.

Foto: @ZarellaSierra

 




1 Comments

  1. MUY BUENA HISTORIAS, MUY INTERESANTES POR CIERTO

Leave A Comment