Coberturas

España: Es un periodista, pero trabaja en “mil oficios”

Por Lucia Calderón Portugal

Publicado el 16 de septiembre del 2013

Al parecer la crisis económica en España continúa evitando que varios profesionales de las comunicaciones ejerzan la profesión que estudiaron.

Un caso reciente que salió a la luz es el del periodista español Ibon Pérez, quien señaló en un programa de televisión que no logra conseguir empleo pese a que es licenciado, tiene dos másters y domina 3 idiomas.

Pérez, quien conversó con los panelistas del programa Espejo Público de Antena3, señaló que en los últimos años trabajó como albañil, camarero y electricista para sobrevivir.

Pese a la situación que vive y a las recomendaciones de uno de los conductores del programa –que le aconsejó viajar a América Latina en búsqueda de un mejor trabajo-, el periodista señaló que no piensa dejar España.

“Antiguamente se iba (al extranjero) a formarse y ahora nos vamos ya formados”, señaló notoriamente indignado y agregó que los profesionales que se van de España conforman un tipo de riqueza que se está perdiendo.

Estas fueron sus declaraciones:

Mira el programa entero siguiendo este enlace.

Vía: Espejo Público

Publicado por:

Estudiante de comunicaciones de la Universidad de Lima.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Siria: Periodista libanés fue detenido por rebeldes

El periodista libanés Fidaa Itani, quien trabaja para el diario Al Akbar, fue capturado en la región Azaz por rebeldes sirios, quienes justifican su accionar por la “hostilidad” de Itani a la revolución.

27-10-12

Conoce las cifras de ataques contra la prensa en Argentina

La seguridad de los periodistas en Argentina está cada vez más en riesgo. Así lo refleja el Monitoreo de Libertad de Expresión, un informe que muestra en datos estadísticos cómo se ha producido el aumento de los ataques contra la prensa en el país durante los últimos años.

31-03-14

México: Vocación de reportero lo alentó a soportar tres años en penal de máxima seguridad

“Me esposaron, me pusieron una capucha y me secuestraron dos días en un lugar desconocido a manos de policías. Ahí sufrí la tortura que yo ni siquiera me imaginaba que existía”, recuerda.

10-07-13

COMENTARIOS