Claves

Malas y buenas prácticas en el uso de redes sociales en TV

Por Sofia Pichihua

Publicado el 27 de marzo del 2017

El periodismo de televisión acoge a las redes sociales como una mega fuente periodística que permite enriquecer la pauta del telediario con temáticas propaladas en cuentas de usuarios y con material audiovisual difundido en estas plataformas.

Así lo revela la periodista peruana Estefany Morales Blanco, investigadora del Instituto de Investigación de Ciencia de la Comunicación USMP y conductora del noticiero ATV+. Su reciente estudio analiza el tratamiento a las fuentes periodísticas en redes sociales.

En su investigación indica que la teoría del Framing explica cómo los noticiarios encuadran la realidad en la que se circunscriben seleccionando temas. “Se generan diversos temas, conocidos a nivel académico como frames o cuadros, que tras someterse al proceso de producción en televisión, se convierten en noticias”, indica. Con esta clasificación discriminatoria se fragmenta la coyuntura dándole importancia a ciertos acontecimientos sobre otros, añade.

Por ejemplo, cuando un frame específico genera mayor índice de audiencia, corre el riesgo de convertirse en un key event o evento clave, el cual surge cuando el frame que desemboca en una noticia exitosa fomenta que los productores de los noticieros aborden más hechos con las mismas características de aquél que causó gran impacto. Lo usual en los últimos años es que los key events giren en torno a temas light tomados de las redes sociales.

El segundo riesgo principal viene de la mano con este fenómeno y se trata de la preponderancia del infoentretenimiento, la mezcla de la información y el entretenimiento. Por eso concluye que esto genera más soft news, matices exagerados de drama en el relato informativo y preponderancia del material audiovisual expuesto en redes sociales cuyo éxito radica en la cantidad de veces que fue compartido, mas no en la relevancia de dichas imágenes.

¿Qué malas prácticas se detectan en televisión al usar redes sociales? Morales detectó las siguientes:

1. El periodista no siempre está donde su audiencia se encuentra. Las plataformas modernas como las redes sociales han equilibrado la balanza respecto a la divulgación de la información. Por ende, el periodista debe estar preparado para afrontar los nuevos retos. Si bien se exige que sea un profesional polivalente, capaz de procesar datos y a la vez tener competencias tecnológicas, jamás debemos olvidar los criterios básicos de nuestra labor y la ética que debería acompañar cada noticia.

2. Falta capacitación. El periodista debe estar a la vanguardia y manejar las nuevas herramientas para aprovechar el potencial de las mismas pero tener en claro que no debe involucrarse de forma personal en ellas. Lo recomendable es que mantenga separadas sus cuentas personales y aquellas que emplea para tomar contacto con las fuentes periodísticas y rastrear hechos.

3. No se puede confiar. Se debe tratar una fuente virtual como una fuente tradicional. “La desconfianza propia de todo periodista sobre sus fuentes, es considerada por muchos especialistas como un valor”, dijo.

  • Estas son las buenas prácticas:

1. Acércate a la audiencia. El periodismo activo requiere que el reportero observe los hechos y trate directamente con los personajes implicados en el mismo, una premisa que cada día se hace más difícil frente a la inmediatez y la preponderancia de la primicia.

2. Atribuye el contenido. Al momento de abordar un tema cuyas fuentes serán obtenidas mediante redes sociales o cuyo tema central ha sido expuesto en las mismas, el criterio de atribución es básico dado que dota de credibilidad a la información.

Mediante la atribución, el periodista deja en claro que la información o declaraciones propaladas en su nota informativa no le pertenecen, sino que provienen de un tercero.

3. Identifica la fuente. A la atribución se suma la identificación de la fuente periodística, imprescindible en el género informativo. Identificar a la fuente es consignar con precisión el nombre y cargo de la persona que brinda cierta declaración y la cuenta de red social en la cual el personaje en mención se comunica con la audiencia.

Asimismo, identificar es aclarar la función o rol que cumple la fuente en la noticia propalada, sobre todo cuando ciudadanos ajenos al flujo informativo diario, se convierten en protagonistas o testigos de algún hecho en particular.

4. Verifica. Aunque el periodista se encuentre delante de una pantalla de computadora o celular, debe tener como regla agotar todos sus esfuerzos para verificar y contrastar los datos que recoge en redes sociales. Además de navegar en la web para corroborar, es en este momento, en el que el profesional de la información se vale de aquellas fuentes con las que mantiene una relación más allá de las redes sociales.

Publicado por:

Periodista licenciada de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Máster en Periodismo Digital en la Universidad de Alcalá de España. Profesora de Periodismo Digital/Community Manager de ISIL. @zophiap en Twitter

Sígueme

Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Consejos para los periodistas que cubren la violencia contra las mujeres

Los ganadores de los premios Ending Violence Against Women Media Awards fueron anunciados el 25 de noviembre por el End Violence Against Women Coalition.

27-11-16

Crean petición en Change.org para que CNN se disculpe por simpatizar con violadores

Casi 149 mil personas han fimado una petición en Change.org para que CNN se disculpe por simpatizar en una transmisión con dos adolescentes que fueron condenados por violar a una jovencita en Steubenville, Ohio.

19-03-13

1,123 periodistas asesinados desde 1992

La mayoría de las víctimas cubría temas políticos y el 38% fue asesinado en zonas de guerras. El 20% falleció por sus reportes vinculados en temas de derechos humanos y corrupción.

03-05-15

COMENTARIOS