Noticias

Lo que los periodistas realmente quieren decir a los encargados de relaciones públicas

Por Elena Miranda

Publicado el 20 de febrero del 2013

PERIODISTA

Cuando los periodistas nos comunicamos con los encargados de prensa, comunicaciones o relaciones públicas de una institución o empresa para pedirles información, aprendemos a leer entre líneas y sospechar si no están mintiendo o no, pero cuando son ellos los que nos buscan, pocas veces nos atrevemos a decirles lo que realmente pensamos sobre la información que ellos quieren difundir.

Los periodistas aprendemos a ser diplomáticos con los relacionistas públicos, pues los podemos necesitar en cualquier momento para brindarnos información o contactarnos con algún funcionario o directivo. Decirles la verdad sobre sus notas de prensa u otros recursos comunicativos, podría romper la relación. Lo mismo hacen ellos con nosotros.

Un post del blog de Axegrinder, en PressGazette, me hizo recordar lo que decimos a estos personajes y lo que realmente queremos decirles, así como lo que ellos dicen y no dicen. Rescato algunas frases de este blog, a raíz de un decálogo publicado por la agencia de publicidad 10 Yetis, con mi propia interpretación.

Lo que le dice un periodista a una persona de relaciones públicas

Periodista: “Solo quería contactarme con usted para asegurarme de que mis datos son correctos”. Traducción: “No tengo nada para corroborar, pero puede que muerdas el anzuelo y sueltes alguna información”.

Periodista: “Eso depende del editor. Está fuera de mis manos”. Traducción: “No tengo corazón para decirle que su historia es pésima y no tendrá cobertura en ningún lugar”.

Periodista: “¿Puedo tener la exclusiva?”. Traducción: “Probablemente eso no funcione, pero no queremos que nadie más use la información”.

Periodista: “Los editores deben haber tomado esa decisión sobre su cliente”. Traducción: “No había forma de que su cliente fuera mencionado en la nota”.

Periodista: “Envíela a la dirección electrónica del diario y si a alguien le interesa, nos pondremos en contacto con usted”. Traducción: “Envíela a esta dirección de correo electrónico genérico que nadie monitorea, donde será ignorada por completo”.

Periodista: “No veo este tema, pero puede enviarlo a otro periodista que sí lo ve”. Traducción: “Ni yo ni nadie vería este tema”.

Periodista: “Hemos cambiado nuestra política editorial y no podemos cubrir temas como el que menciona”. Traducción: “Realmente es un tema aburridísimo”.

Periodista: “Claro, vamos a tener en cuenta su reunión o evento”. Traducción: “Dígale a su cliente que no cubriremos su evento para que no albergue esperanzas”.

Periodista: “No puedo ver su correo en mi bandeja de entrada. Envíelo otra vez y estaré atento para revisarlo”. Traducción: “Recibo  cientos de correos electrónicos cada día y probablemente el suyo lo haya eliminado instantáneamente”.

Periodista: “Sí, podríamos hacer algo con esa versión”. Traducción: “Probablemente no usaremos esa versión”.

Periodista: “Sí, un comentario de su cliente sobre ese tema podría ser útil”. Traducción: “Envíe lo que quiera que no haremos nada con eso”.

Para no quedarnos con una sola versión del asunto, también te mostramos la otra cara:

Lo que le dice un periodista a una persona de relaciones públicas

Relacionista público: “Sé que probablemente estás muy ocupado y no te quitaré mucho tiempo …”. Traducción: “Sé que odias a la gente de relaciones públicas, pero es parte de mi trabajo y tengo que hacerlo. Por favor, no me cuelgues el teléfono”.

Relacionista público: “Solo llamaba para ver si usarán la nota de prensa que envié”. Traducción: “Por favor, use mi nota de prensa, aunque sea mencione a mi cliente”.

Relacionista público: “Solo llamaba para ver si necesita información adicional, declaraciones o una imagen de apoyo”. Traducción: “Te estoy llamando porque aún no has usado mi nota de prensa, que está muy buena”

Relacionista público: “Claro, tenemos fotos. Mandaré algunas cuando haya terminado el evento”. Traducción: “No, no pensé acompañar la historia con alguna imagen”.

Relacionista público: “Por supuesto, no es ningún problema para mí para conseguir más información”. Traducción: “No has leído la nota de prensa. Te mandaré más de lo mismo”.

Relacionista público: “Voy a tratar de encontrar cifras o estadística para usted”. Traducción: “No tengo cifras o estadísticas, pero fingiré que las buscaré para hacerlo feliz, con tal de que publique la información”.

Relacionista público: “Podríamos tener algo de presupuesto para publirreportajes”. Traducción: “¿Nuestro cliente recibe un enlace en vivo seguida Si es así, tal vez?”.

Relacionista público: “Disculpas. Debo haber enviado un primer borrador del comunicado de prensa”. Traducción: “La nota fue revisada por varias instancias y hasta por los clientes”.

Relacionista público: “Me preguntaba si podría mencionar a mi cliente en su nota”. Traducción: “Mencione a mi cliente, por favor, se lo suplico”.

Publicado por:

Periodista.

Sígueme

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

Las 15 mejores herramientas online de 2011 para periodistas

En Clases de Periodismo seleccionamos las mejores herramientas en línea para periodistas. Se trata de sitios y aplicaciones que a lo largo de 2011 jugaron un rol clave en la búsqueda y difusión de la información, y que al mismo tiempo experimentaron grandes mejores en estos doce meses.

23-12-11

Este medio decide no entrevistar a familiares de víctimas de tragedia del Chapecoense

Una decisión editorial importante y un buen ejemplo a seguir.

29-11-16

CNN despide a tres empleados que ingresaron a la oficina sin vacunar

CNN confirmó el jueves que había despedido a tres empleados que violaron sus protocolos de seguridad contra el coronavirus al ir a la oficina sin vacunar. Se trata de uno de los primeros casos conocidos de trabajadores que pierden su empleo de una importante corporación estadounidense por ignorar un mandato de vacunación en el lugar […]

08-08-21

COMENTARIOS