Claves

Dos reporteros de AP nos dejan una lección para cubrir historias de riesgo

Por Lucero Chávez

Publicado el 26 de febrero del 2014

Foto: Gerry Broome

Foto: Gerry Broome

Después de un largo día de trabajo, Michael Biesecker decidió tomar un descanso y  se sentó en una mesa localizada en el Outback Steakhouse en Danville, Virgina. El reportero de AP pidió que le dieran algo de beber.  Cuando la mesera le trajo un vaso con agua, que él sabía que estaba contaminada, decidió que tenía que hacer algo: “Yo sabía que esa agua venía del río y que todos la bebían”.

Nadie había escuchado del filtro que estaba infestando el agua del río Dan. Por lo cual, el periodista sintió la necesidad de “contarle a la gente lo que está pasando”, según un artículo de Poynter.

El 3 de febrero, Duke Energy emitió un comunicado de prensa. Sin embargo, Biesecker pensó que no se le había dado la seriedad correspondiente. “Lo hicieron sonar como si fuera insignificante”, afirmó.

Acto seguido, Biesecker llamó a su editor: “necesitamos ir hasta allá”. Junto a Gerry Broome, fotógrafo de AP, decidió montarse en una canoa para ir hasta el lugar de los hechos. Guiados por Brian Williams, quien se ofreció de guía, llegaron y pudieron ver el daño real: el derrame de cenizas de carbón en el río  lo hacía ver como una bañera con un anillo de suciedad alrededor.

No contento con esto, Biesecker siguió remando en dirección al anillo de cenizas de carbón: “Fue ahí cuando me empecé a hundir”.

ESTAR A SALVO ES EL PRIMER CONSEJO

Para Brome, quien sacó una foto de la mano con las cenizas de carbón, no es la primera vez que llega a zonas peligrosas para cubrir una historia y sin embargo, aconseja que estar a salvo debe ser el primer objetivo. “Tienes que saber lo que haces y a dónde vas para que no te conviertas en la historia y sepas con lo que estás lidiando en términos legales”, afirma.

Ambos reporteros han continuado cubriendo los resultados del derrame de cenizas de carbón y cómo perjudica al medio ambiente. Además exigen que Duke Energy tome las medidas pertinentes para resolver el problema

¿QUÉ SE RESCATA DE LOS REPORTEROS?

Tanto Bromme como Biesecker fueron hasta el lugar para ver el daño causado. Desde la canoa se dieron cuenta de toda la contaminación que podría causar si el derrame continuaba cuesta abajo.

Ellos fueron detrás de la historia. Se hicieron testigos de los hechos, más no protagonistas. Como dice Pedro Valtierra, ““el periodismo tiene un compromiso social y la responsabilidad de quienes hacemos el oficio es contar la historia como es, nos guste o no nos guste”.

Lee aquí la historia de los reporteros.

Vía: Poynter.

Publicado por:

Peruana. Veinteañera. Interesada en periodismo, política internacional y tecnología.

Sígueme

Facebook Twitter

COMPATIR EN REDES

NOTICIAS RELACIONADAS

The Guardian, un medio que no teme que sus periodistas enlacen a la competencia

El editor del diario británico The Guardian, Alan Rusbridger, conversó con Nieman Journalism Lab sobre la fascinación de algunos medios por los muros de pago, el famoso spot de Los tres cerditos y sobre el comportamiento del periódico y sus periodistas en Twitter.

30-05-12

Papa en México: Más de 4.000 periodistas de 31 países siguen al pontífice

Cobertura extraordinaria. Un total de 4.077 periodistas de 31 naciones cubren la visita del papa Francisco a México, la cual empezó ayer y culmina el 17 de febrero. Del total de periodistas, los no católicos son 3.241 y los católicos 836, de acuerdo con la agencia EFE. Del propio México tenemos 3.298 comunicadores. Le sigue EE.UU. con […]

13-02-16

Procesan a tres periodistas de El Mundo de España por publicar información no verificada

La empresa, que llegó a tener un centenar de empleados, acabó cerrando tras la publicación de estos artículos en 2014 y después de que las empresas y administraciones públicas cesaron de contratar con ella.

09-07-17

COMENTARIOS